Este torneo Cruz Azul se quedó sin su mejor jugador. Iván Marcone dejó la capital de país para enrolarse a Boca Juniors. Desde que el jugador supo del interés de la escuadra Xeneize hizo hasta lo imposible para irse. Habló con la directiva celeste y hasta con Pedro Caixinha, entrenador de la Máquina.

Y ahora, a más de un mes de su partida, Ricardo Peláez, presidente deportivo del club, habló por primera vez de la marcha del argentino y tachó al equipo argentino de “jugar sucio” a la hora de fichar jugadores.