¡Caos en el deporte mexicano por dopaje… otra vez!

La cuestión de las sustancias prohibidas ha sido un tema que ha aquejado al deporte mexicano en los últimos años. El clembuterol es la sustancia que más le ha dado dolores de cabeza, entre los casos más sonados está el de Saúl “Canelo” Álvarez, quien este año tuvo que posponer su pelea ante Gennady “GGG” Golovkin por dar positivo a los exámenes antidoping que le realizaron previo a la lucha. O como olvidar cuando, por esta misma razón, Antonio Naelson “Sinha”, Christian “Hobbit” Belmúdez, Edgar Dueñas, Francisco Javier “Maza” Rodríguez y Guillermo Ochoa tuvieron que ser separados de la concentración de la Selección Mexicana durante su participación en la Copa Oro Estados Unidos 2011.

Y aunque ahora no fue el clembuterol, sí una sustancia que tiene efectos parecidos a esta la que ocasionó que la marchista Lupita González fuera suspendida provisionalmente por la Unidad de Integridad de la Federación Internacional de Atletismo.

Lupita González, primera mexicana en ganar medalla en Campeonato Mundial

A la mexicana se le realizaron pruebas donde dio positivo a Trenbolone. En entrevista para ESPN, un especialista describió las consecuencias de esta droga: “Es un medicamento que normalmente se utiliza en la veterinaria y tiene efectos muy similares al clembuterol. Tiene un efecto androgénico, hace que te veas con mayor fuerza, similar a los efectos que tiene la testosterona, entonces aumenta la masa muscular, obviamente hay mayor rendimiento”.

Actualmente la atleta es considerada la mejor marchista del país, ganadora de la medalla de plata durante los Juegos Olímpicos Río 2016. Sin embargo, continúa a la espera de su castigo final, el cual podría ser hasta de cuatro años, por lo que podría perderse los Juegos Olímpicos Tokio 2020, además de que se teme que le puedan quitar su metal ganado en Brasil.

Mientras tanto, ya le dieron una suspensión provisional, ya que según la Federación esta es obligatoria en lo continúan las investigación para saber las razones por las que se ingirió el esteroide.

“En un caso de no dopaje no deroga de ninguna manera la presunción de inocencia y no es una determinación temprana de culpabilidad. Más bien, es una orden hecha con precaución para salvaguardar los intereses del deporte”, señaló.

Las redes explotaron, no pueden creer que esto le esté pasando a ella, y continúan a la expectativa sobre la resolución final.