Hay equipos de futbol en México que están “salados”, su mala suerte o más bien las malas decisiones que han hecho sus directivos por años han hecho que no ganen nada, esto mientras su afición sigue esperanzada de un campeonato. El ejemplo perfecto en México es el Atlas, club que de nueva cuenta no pasa por un buen momento y su solución fue correr al entrenador.

Rafa Márquez se convierte en ‘entrenador’ del Atlas

Poco le duro el gusto a Ángel Hoyos, director técnico que llegó a México en la nueva gestión de Rafael Márquez como director deportivo de los Rojinegros. Bueno, pues el estratega perdió su sexto partido de la temporada y eso bastó para que la directiva decidiera cesarlo.

El Atlas ya sumó 68 años sin ser campeón de la Liga MX, algo que preocupa, pues se le ha hecho bastante inversión a un equipo que no ha dado ninguna alegría en estos años. ¿Quién es el culpable? Bueno, pues más allá de los jugadores, quienes deciden son los directivos, que han decidido hacer negocio antes de preocuparse por la institución.

Antes se quejaban de que no había dinero, esto cuando la franquicia era operada por un grupo de socios, pero ahora que el dueño es Grupo Salinas esto no es problema. ¿En verdad el equipo tiene jugadores de calidad? ¿Compite contra las nóminas de otros equipos? La respuesta es NO, porque ha sido una inversión corta la que han hecho con intercambio de futbolistas y vendiendo a los que van sobresaliendo.

El responsable es Gustavo Guzmán Sepulveda, hombre de confianza del Grupo Salinas y que funge como presidente de la institución. Este señor ha prometido tantas cosas y nada ha cumplido, hace un dijo que en esta temporada serían campeones y esto parece bastante lejos.

Afición de Atlas manda comunicado al equipo, exigen competir en la Liga

Gustavo Guzmán es el hombre de futbol Ricardo Salinas Pliego, por lo que resulta complicado que deje la institución. Pero su relación con promotores han llevado a las malas decisiones de refuerzos. Ahora, para aspirar a un campeonato se debe competir contra las altas nóminas: Tigres, Monterrey y Tigres.

Ahora corrieron a Ángel Hoyos y su decisión es darle la oportunidad a Leonardo Cufré, alguien barato y sin experiencia, así las cosas en los Rojinegros.

Así que si hay que señalar a alguien es la presidente, porque Rafael Márquez poco puede hacer si no hay presupuesto.