En años recientes, quizá una de las aplicaciones y empresas que más ha crecido es Uber. Su presencia a nivel mundial y la facilidad que otorga para sacarte de problemas cuando necesitas ir rápido a un lugar o salir de alguno que no conoces son algunas de sus ventajas. Sin embargo, una de sus virtudes que más vendió fue la seguridad del pasajero -con eso de saber quién es el conductor y su calificación- y la realidad es que ese aspecto se ha ido diluyendo, al grado de que ya los usuarios llegan a desconfiar de la app, algo que va a seguir sucediendo si se mantienen noticias como la que pasó en Brasil.

El pasado fin de semana, las cosas entre un conductor y usuarios de la aplicación se descontroló por completo y lamentablemente acabó con la muerte del expeleador de UFC Rodrigo de Lima.

Mexicano sufre dolorosa derrota en la UFC [Video]

Según medios brasileños y testigos, la cuestión pasó de la siguiente manera: Lima y algunos de sus amigos pidieron el servicio de Uber, el chofer pasó a recogerlos como a cualquier otra persona. Sin embargo, los problemas comenzaron cuando el conductor les pidió que bajaran la voz, ya que a su juicio iban haciendo mucho ruido, petición a la que no hicieron caso. Tras no ver algún cambio, el conductor bajó del automóvil a las personas y le aventó sus maletas, lo cual causó molestia y provocó que Lima intentara golpear en dos ocasiones al conductor de Uber, pero no lo logró. Posteriormente vendría lo peor.

Mexicano consigue brutal nocaut en la UFC [Video]

Mientras el grupo de personas recogía sus pertenencias, el chofer habría aprovechado para dirigir el carro directamente en contra de las personas. Prácticamente todos salieron ilesos, menos uno: Lima. El auto se impactó directamente contra el ex UFC, quien además se habría impactado con un camión que se encontraba en la zona. La muerte fue instantánea.

Hasta el momento, el conductor de Uber -identificado como Jefferson Roger Maciel Barata- está prófugo, aunque la policía ya tendría el número de placas, lo cual puede ayudar a su detención.

Un hecho lamentable que pudo evitarse simplemente con un poco de paciencia.