El regresar nunca es fácil y mucho menos en los deportes de élite y de contacto. Pasar un largo tiempo fuera de aquello que se practica puede traer consecuencias no deseadas y en las artes marciales mixtas (MMA) es más sencillo notarlo, Conor McGregor fue el mejor ejemplo de todos en su pelea ante Khabib Nurmagomedov. Sin embargo, el irlandés no es el único que lo vivió en carne propia, pues a esa lista se ha sumado el nombre de un mexicano: Polo Reyes. 

En su vuelta al octágono de la UFC, El Toro no consiguió lo que esperaba, ya que en el segundo round fue dominado por el bosnio Damir Hadzovic, en la función que la empresa más importante de MMA realizó en Praga.

Noquean a Cain Velasquez en apenas 30 segundos [VIDEO]

La pelea entre Reyes y Damir fue parte de los enfrentamientos preliminares y en el segundo asalto, el bosnio llevó el combate a la lona, golpeó en la cabeza al mexicano y provocó el nocaut ténico.

La poca actividad le pasó factura a Polo, quien comenzó bien el combate, así lo reconoció su propio rival, cuando aseguró que sintió el poder de puños del mexicano, por lo que su técnica la basó, en primera instancia, en cansarlo para después terminar la obra. Algo que le funcionó a la perfección.

¿Qué diablos pasará con Kelvin Gastelum tras fiasco en UFC 234?

Con esta derrota, Reyes se quedó con un récord de 8-5 en la UFC, siendo esta pelea la segunda ocasión que cae por K.O. Por su parte, el europeo puede presumir ya tener tres triunfos en la empresa dirigida por Dana White.

Ahora, para Reyes, vendrá la recuperación de esta dolorosa derrota y esperar a que la siguiente ocasión que se suba al octágono no sea tan prolongada como sucedió esta vez.