Atacan autobús de Boca Juniors en su llegada al Estadio Monumental [Video]

Los aficionados de River Plate arrojaron piedras y gas pimienta al autobús de Boca Juniors, en su llegada al Estadio Monumental.
Imagen: Captura

Hoy es un día importante para el futbol. Esta tarde el Súperclásico argentino escribirá con letras de oro un capítulo más a esta histórica rivalidad. La final de vuelta de la Copa Libertadores tendrá al Estadio Monumental como el gran escenario paras albergar un duelo de alta magnitud.

Boca Juniors y River Plate es la rivalidad más apasionante y más peligrosa en el mundo. Por algo no se aceptan barras visitantes en los estadios de Argentina, pues ambos clubes tuvieron que ver para que se llevara a cabo esta decisión. Y hace unos minutos de dieron las llegadas de los dos conjuntos.

Los millonarios arribaron sin problemas, su gente los recibió con los brazos abiertos y con la esperanza de alzar la Copa. Por su parte, mientras más se acercaba la escuadra xeneize al inmueble, más agresiones recibieron en el autobús en el que viajaban.

Los medios argentinos empezaron a difundir la noticia respecto al ingreso de los aficionados al Monumental de River. La porra local piensa abarrotar el inmueble y a su entrada ocasionaron una avalancha de personas, las cuales muchas de ellos no tienen boleto para ingresar.

Minutos más tarde se reportó que el autobús de Boca Juniors recibió ataques por parte de algunos hinchas de River Plate. La tensión se empezó a apoderar del lugar.

Después se confirmó que varios aficionados de los millonarios aventaron piedras y lanzaron gas pimienta. El autobús terminó con tres ventanas reventadas y los jugadores de Boca sufrieron para respirar, debido a los gases lanzados, los cuales también habrían sido arrojados por la policía para controlar a la barra local.

A su llegada al recinto, futbolistas como Darío Benedetto y Carlos Tévez mostraron su enojo por el gas pimienta y los problemas que tenían para poder respirar con normalidad.

Hasta el momento no se sabe su el juego se retrasa o se suspende. Lo único que se sabe es que Pablo Pérez y cinco jugadores más podría ser trasladados a un hospital para revisar las heridas que causaron los objetos lanzados.

Publicidad