Este sábado se jugará la final de vuelta de la Copa Libertadores, River Plate y Boca Juniors se medirán en una final histórica, significa una oportunidad más para ser el más grande de Sudamérica. La afición está tan metida con sus equipos que apoya en cada instante, este jueves el equipo xeneize decidió entrenar a puerta abierta y recibió una sanción por sobrecupo.

La final de la Copa Libertadores tendrá transmisión apta para cardiacos

Previo a la final de este sábado la directiva de Boca Juniors convivió con su afición, por ello decidió organizar un entrenamiento a puerta abierta en La Bombonera, el estadio lució repleto por poco más de dos horas. En las imágenes que fueron difundidas por los medios de comunicación se puede apreciar a personas paradas en los pasillos y escaleras.

Es por ello que el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, tomó la decisión de clausurar el inmueble por sobrecupo, además de acusar a Boca Juniors de incurrir en varias violaciones all reglamento. Otro tema es que muchos seguidores ingresaron cuando las puertas ya estaban cerradas, por lo que el personal del equipo se vio superado.

Las autoridades informan que en caso de alguna emergencia no hubiese sido posible desalojar el estadio, por lo que todos los aficionados corrían el riesgo de sufrir algún accidente.

El presidente de Boca, Daniel Angelici, informó tras el entrenamiento que se superaron las expectativas, “nos hemos excedido en la cantidad de público, tuvimos una inspección y nos clausuraron el estadio. El acta dice que es por exceso de público en las escaleras, en las salidas de emergencia. Dice que había más gente de lo que estaba habilitada”.

Niño vende sus juguetes para ir a la Final de la Copa Libertadores

Esto se debió a que los aficionados quisieron alentar a su equipo antes de que se enfrenten este sábado a River Plate en la final de vuelta de la Copa Libertadores.

El mismo presidente del club xeneize, informó que impugnarán para que se les levante el castigo: “Mañana, a primera hora, vamos a hacer el descargo y pedir el levantamiento de la clausura”.

En caso de que no se logre, afectaría a Boca Juniors, pues en caso de ser campeón no podrían abrir las puertas del inmueble para celebrar con su gente.