Desparecidos, muertos y heridos son las etiquetas que este lunes le podemos poner al Pico de Orizaba. Debido a las malas condiciones climatológicas, tres alpinistas fallecieron y dos más desaparecieron tras escalar el Citlaltépetl.

Cazador mata por accidente a ciclista y su madre se alegra

La Dirección de Protección Civil del Estado de Puebla informó que cerca de las 13:00 horas del domingo recibió un reporte de dos personas que habían caído por una barranca del lado sur de la montaña, por lo que inmediatamente comenzaron las labores de búsqueda, encabezadas por el grupo de Protección Civil de Tlachichica y el Grupo Alpino de México.

A las 16:30 horas, por medio de Twitter, dieron a conocer que los alpinistas fueron rescatados aunque no fue una buena noticia del todo: Uno de ellos, llamado Jesús Miranda, de 23 años, resultó herido y fue trasladado al IMSS de Orizaba para ser atendido por posibles fracturas en sus brazos; el otro, Rogelio Eugenio Ramos, veracruzano de 63 años, lamentablemente falleció. Su cuerpo aún no fue recuperado y sigue a más de 5 mil metros sobre el nivel del mar por la fuerte tormenta y agua nieve que hay en el lugar.

https://twitter.com/akllez/status/1054427850307264514

Minutos más tarde, Protección Civil volvió a reportar desapariciones. En esta ocasión, 15 alpinistas subieron por la parte norte de la montaña, pero cuatro se extraviaron. Todos fueron encontrados, sin embargo, dos de ellos sin vida.

El Pico de Orizaba es un volcán activo que se encuentra en los límites de Puebla y Veracruz, es considerada la montaña más alta del país y el volcán más alto de Norteamérica, único en el mundo que tiene lava congelada. Estas razones lo hacen un atractivo turístico importante, además de un gran reto para los alpinistas.

Si te decides a emprender esta aventura, acá te dejamos un par de consejos básicos para hacerlo de la mejor manera.

  • Condición física y mental:

Para este deporte es necesario prepararte completamente con una intensa actividad física como correr, nadar o trotar como entrenamiento previo para aumentar tu resistencia. Además el aprender a calmarte en caso de que se presente alguna situación de peligro y así tomar la mejor decisión a seguir.

  • ¡Equípate!

Tanto con ropa adecuada y calzado seguro, como con un mapa y reservas  de alimento para recobrar energía.