Cuando uno piensa en los Spurs de San Antonio, varios nombres se nos vienen a la mente: Gregg Popovich, David Robinson, Avery Johnson, Bruce Bowen, Tim Duncan, Tony Parker y, por supuesto, Manu Ginóbili. El argentino fue fundamental para que los Spurs de San Antonio se convirtieran en una de las franquicias más sólidas, competitivas y ganadoras de los últimos tiempos. Y hoy, tras 23 años de carrera, Manu ha decidido retirarse a los 41 años.

New Era recibe a las nuevas estrellas del Draft NBA 2018

Hablar de Emanuel “Manu” Ginóbili es hacerlo de unos de los mejores extranjeros en la historia de la NBA y del mejor basquetbolista latinoamericano de toda la historia. El oriundo de Bahía Blanca fue el líder de la extraordinaria generación de jugadores argentinos que ganaron la medalla de plata en el Mundial de Estados Unidos 2002 y la de oro en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004. Manu fue fundamental en ambas. Su enceste ante Serbia fue vital para pasar de ronda en la justa Olímpica. Argentina fue avanzando de ronda, dejando a rivales como Grecia y Estados Unidos en el camino. Sí, Estados Unidos con Tim Duncan, Allen Iverson, Stephon Marbury, Lebron James y Dwayne Wade. Un hecho sin precedentes que culminó con los albicelestes en lo más alto del podio.

Lo anterior es sólo una muestra de lo importante que ha sido Manu Ginóbili para el baloncesto latinoamericano. Empezó su carrera en su natal Argentina. De niño, Ginóbili mostraba destellos de sus capacidades y habilidades, pero no era visto como una gran promesa del básquetbol nacional ni mucho menos por su estatura. Sin embargo, al entrar en la adolescencia, creció hasta el 1.98 m., y de inmediato destacó. Su estilo de juego agresivo e impredecible para un escolta era toda una novedad. Fue elegido el novato del año en la Liga Nacional de Argentina con el Andino Sport Club. Pasó al club de su ciudad, Estudiantes de Bahía Blanca y ahí la promesa se convirtió en toda una realidad.

Tal fue su despliegue que, con apenas 20 años fue elegido el mejor jugador de la Liga en 1997. Su andar por Argentina y con la selección atrajo la atención de las ligas europeas. Manu Ginóbili eligió Italia como el mejor destino para seguir desarrollando su juego. Pasó al Virtus Bologna, club en el que ganó dos MVP consecutivos de la Lega (2000-2001 y 2001-2002), un MVP de la Euroliga (la Champions del basquet europeo) en 2001, otro de la Copa Italia en 2002 y a nivel grupal conquistó la triple corona (Lega, Copa Italia y Euroliga en 2000-2001).

Manu Ginóbili, Retiro, San Antonio, Spurs

(Imagen: Getty)

Tras la plata obtenida en el Mundial de 2002, Gregg Popovich, entrenador de los Spurs de San Antonio, se dio cuenta que Manu Ginóbili era un jugador demasiado bueno que debía de estar en a NBA. El propio Popovich lo seleccionaría en el draft de la NBA de 2002. Con Manu en el equipo texano, los Spurs completaron un Big Three inesperado. Junto con Tim Duncan y Tony Parker, Ginóbil formaría uno de los tridentes más exitosos y rentables de toda la historia de la NBA.

Manu Ginóbili pasó por el periodo de adaptación de rigor. Al ser un jugador impredecible, tuvo sus dificultades con Popovich, pero ambos lograron adaptarse. Después de superar las lesiones, Manu Ginóbili ayudó a los Spurs a ganar el anillo y el trofeo Larry O’Brien. El argentino lograba lo que está al alcance de muy pocos: primer año en la NBA, primera celebración como campeón.

Manu Ginóbili, Retiro, San Antonio, Spurs

(Imagen: Getty)

Esto fue el inicio de un exitoso andar para Manu Ginóbili, quien por 16 temporadas vistió el negro y plata de los Spurs, volviéndose en todo un referente. El zurdo fue siempre un elemento vital para su equipo. Y no sólo por sus números, sino porque aparecía cuando más lo necesitaban. El clutch siempre fue característico de Manudona -como lo llaman en Argentina. No le temblaba el pulso para realizar el tiro definitivo para empatarlo o ganarlo. Además, era un jugador de equipo, que entendía perfectamente su rol como sexto hombre y que brilló como muy pocos asumiendo el papel de saltar desde la banca.

Ahora, cuatro anillos de la NBA después (2002, 2005, 2007 y 2014), 1 liga italiana, 1 Euroliga, 1 oro y 1 bronce olímpicos, 1 plata mundial, 2 FIBA Américas y 1 campeonato FIBA Diamond Ball, Manu ha decidido dejar el basquetbol. Con un escueto mensaje en sus redes sociales, hizo el anuncio de su adiós. Así, Ginóbili da fina a una carrera brillante. Es el líder de los Spurs de todos los tiempos en triples (1,495) y robos (1,392). Ocupa el tercer lugar en juegos (1,057), cuarto en asistencias (4,001), cuarto en tiros libres (3,380) y quinto en puntos (14,043).

Manu Ginóbili, Retiro, San Antonio, Spurs

(Imagen: Getty)

Además, Manu Ginóbili fue nombrado para el Tercer Equipo All-NBA en 2008 y 2011, fue dos veces All-Star (2005 y 2011) y lo nombraron el Sexto Hombre del Año de la NBA en 2008. Todos esos hitos logrados por el argentino hicieron que se abrieran las puertas de la NBA a los jugadores FIBA. Porque si hay un aporte que ha hecho Manu Ginóbili, es cambiar la imagen de los latinoamericanos de la NBA y facilitar el acceso para los nuestros en la mejor liga de basquetbol del mundo.

Marc Gasol rescata a mujer de morir ahogada en el mar

Se va el mejor basquetbolista latinoamericano de toda la historia. Y a los aficionados del basquetbol no nos queda más que darle las gracias por todos los extraordinarios momentos y por haber puesto el basquetbol latinoamericano en el mapa. No es poca cosa.

Manu Ginóbili, Retiro, San Antonio, Spurs

(Imagen: Getty)