¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

La Liga MX Femenil tiene los peores salarios del mundo

De acuerdo a una encuesta, la Liga MX Femenil es la que peores salarios tiene en el mundo.
Redacción Los Pleyers
Imagen: Imago7

Han pasado poco más de dos años desde el primero se dio. La irrupción de la Liga MX Femenil era un hecho gracias a los esfuerzos de muchas de mujeres y de los dirigentes del futbol mexicano. Profesionalizar el deporte tomó mucho tiempo pero por fin se estableció.

El interés de la gente ahí estuvo. En un principio era para conocer y ser parte de la experiencia, pero de a poco comenzó a ser reconocido. Los bajos costos, casi siempre gratuitos, de las entradas fue uno de los motivos para que las personas asistieran. Y como todo buen proyecto, el balompié femenino fue en ascenso.

Los niveles de audiencia eran óptimos y con mucho potencial para seguir en constante crecimiento. El apoyo en los estadios era óptimo a secas, pero en los partidos importantes había respuesta. Lo malo vino cuando los sueldos seguían igual y los patrocinios aún no aparecían.

Recientemente algunos dueños externaron su postura de eliminar la Liga MX Femenil, debido a que no era rentable y no dejaba las retribuciones necesarias. Enrique Bonilla salió a poner orden y dijo que nada cambiaría. Y lo cumplió, pues las futbolistas siguen con un sueldo que no da ni para medio vivir.

De acuerdo con la Encuesta Global de Salarios Deportivos, el certamen mexicano es el peor pagado a nivel mundial, al ocupar el onceavo lugar.

La liga femenil tiene una percepción promedio anual de dos mil 178 dólares, es decir, aproximadamente 41 mil 700 pesos. Esto quiere decir que las reciben tentativamente, entre tres mil 400 y tres mil 500 pesos al mes, lo que representa una diferencia abismal respecto al salario de los varones.

El mismo estudio detalló que los jugadores profesionales reciben en promedio 402 mil 566 dólares (alrededor de 7 millones 686 mil 192 pesos).

Este pequeño estudio fue realizado por Sporting Intelligence y ahí se muestra que el promedio salarial que las mujeres profesionales recibieron en la temporada 2017-18 por año de muestra de la desigualdad que se vive, no solo en nuestro país, sino en todo el mundo.