Brasil empieza a pesar y el Mundial de Rusia 2018 no ha dejado de sorprendernos con grandes actuaciones