#Standard Lieja
Standard Lieja, el nuevo equipo de Ochoa que no ilusiona