#Julius Randle

Los “Baby Lakers” son la respuesta a una vida sin Kobe