#estadios vetados
La violencia, un tema que deja en ridículo a la Liga MX