La vida de una persona puede cambiar de un momento a otro, así le sucedió a Yuri Gazinski este miércoles 14 de junio de 2018 cuando su país recibió por primera vez en su historia una Copa del Mundo.

Yuri nació en Komsomolsk del Amur un 20 de julio de 1989, no sabía que su nombre tomaría relevancia tras anotar el primer gol de un Mundial casi 30 años después cuando la selección de su país debutara contra Arabia Saudita.

Lee más: Con una aburrida inauguración inicia el Mundial de Rusia 2018

El número 13 no volverá a tener el mismo significado en la vida de Gazinski; fue el minuto en el que se alzó en el aire y remató el centro de Fedor Smolov para que de su garganta saliera un grito que seguro nunca imaginó. El centrocampista que nunca ha jugado en otro club que no sea ruso (FC Smena Komsomolsk del Amur, FC Luch-Energiya Vladivostok, FC Torpedo Moscú, FC Krasnodar) inauguró el racimo de goles que aparecerán en los próximos 32 días.

El costo de su carta, según Transfermkt, es de 5.2 millones de euros y podría subir tras haber anotado el primer gol de esta Copa del Mundo. Lo de hoy es historia pura, la Selección anfitriona no había ganado una partido en una Copa del Mundo desde hace 16 años, además venía de perder siete partidos amistosos y eso no generaba, por supuesto, mucha confianza.

Yuri Gazinski tuvo una carrera con tropiezos, jugó seis años en divisiones inferiores y hoy abrió paso a una goleada histórico. ¡Qué no les sorprenda que en unos meses suene para llegar a la Liga MX!