Cineastas mexicanos, los artífices del espíritu croata en Rusia 2018

Vatreni es un documental dirigido por cineastas mexicanos que ha inspirado a Croacia en el Mundial de Rusia 2018.

Un plebeyo se ha colado poco a poco en el Mundial de Rusia 2018. El 14 de junio, día que empezó el la Copa del Mundo, muy pocos hubieran apostado por este grupo de jugadores. Hoy, está en la final del torneo más importante del planeta. Esa es Croacia, un combinado hecho a base de lucha, como así como también se ha forjado la historia de su propio país.

Hasta 1991, el país balcánico pertenecía a la hoy extinta Yugoslavia. Fue justo en ese año que encontró su independencia. Es decir, una nación de casi tres décadas, y poco más de cuatro millones de habitantes, sueña con ser campeón, como sucedió en 1998, cuando se metió a las semifinales de Francia 1998.

Una de las grandes interrogantes alrededor de este combinado, principalmente por lo hecho en en Francia, es saber de dónde salió, como surgió esa capacidad competitiva solo siete años después de afianzarse como una república independiente. La respuesta a esa pregunta, para sorpresa de muchos, la ha tratado de explicar un grupo de mexicanos.

A través del documental Vatreni, apodo que hace referencia al fuego y como también se le conoce a la Selección de Croacia en su propio país, Edson Ramírez (director), Alfredo Sánchez (productor) y Jorge Linares (director de fotografía), todos ellos cineastas aztecas, buscaron la manera de representar de manera visual el éxito de Croacia, pero a través de su historia, con las guerras  también como protagonistas.

Tras el estreno del filme, el director aseguró, para El País, que el largometraje provocó un “efecto que no esperas tener no solo con los futbolistas, la gente lloraba y reía en las salas de cine. Esperaban ver una película de futbol, pero los primeros 30 minutos hablamos de la guerra”.

Dentro de los personajes entrevistados para el largometraje se encuentran algunos futbolistas de aquella selección de 1998, que en esos momentos veían en sus pies la oportunidad de ir más allá del futbol. “Queríamos conformar nuestra identidad”, mencionó en el documental Aljosa Asanovic, jugador de ese combinado.

Este proyecto se cristalizó después de tres años y se presentó por primera vez en mayo de 2018, a escasos días de que iniciara la Copa del Mundo de Rusia, por lo que el técnico croata no dudo en utilizarlo. “Esta película es para mí una motivación extra para los jugadores”, reconoció Zlatko Dalic.

Han pasado más de 27 días desde que Croacia pisó suelo ruso por primera vez. Muy lejos parece que han quedado esos momentos de guerra en los años 90, pero el espíritu de lucha se mantiene más vivo que nunca.

En el Mundial de 2018, veinte años de la primera gran hazaña en el futbol, Luka Modric, Ivan Rakitic y compañía tienen la oportunidad de erigirse en lo más alto del deporte croata, siempre en honor a Zvonimir Boban, Robert Prosinecki y Davor Suker, los primeros héroes del futbol de su país.

Durante lo que reste del Mundial, cuatro millones de personas vivirán con Vatreni en la mente y en el alma. La gloria parece cada vez más cerca, con el boleto de la final en sus manos.

Publicidad