12 de marzo de 2019, ese día quedará marcado como la fecha en la que el Tata Martino dio a conocer su primera convocatoria oficial con la Selección Mexicana, de cara a su debut con el Tri, mismo que será en partidos contra Chile y Paraguay. Sin embargo, la lista dada por Gerardo ha distado mucho de lo que se habló después del Mundial de Rusia 2018: un cambio generacional.

Tras la justa mundialista, se comenzaron a pronunciar nombres de futbolistas que quizá ya no tenían que regresar al Tri para cederle el lugar a los jóvenes. Dicho pensar se fortaleció con el interinato del Tuca Ferretti, quien basó sus convocatorias en el nuevo talento que iba saliendo, vislumbrando ese cambio generacional que tanto se nombró, mismo que el Tata Martino se ha encargado de darle un retroceso o al menos un frenón considerable.

Carlos Vela, el primer olvidado del Tata en su primer convocatoria oficial

Si bien aparecen caras jóvenes como Diego Lainez, Roberto Alvarado, Edson Álvarez, Víctor Guzmán, Carlos Rodríguez y Alexis Vega, la realidad es que apenas y son seis nombres de los 29 que convocó Martino. Es decir, no son una base, como la que pretendió establecer Ferretti.

Ahora, pensando como Martino, es normal que haya llamado a futbolistas recurrentes en otros procesos, pues un cambio generacional no se hace con “un borrón y cuenta nueva”. Eso se entiende. Sin embargo, lo que no queda claro es la convocatoria de ciertos jugadores que en la actual temporada no han estado en un nivel óptimo.

De los llamados que más dudad generan, están los Javier Hernández, Erick Gutiérrez, Jonathan Dos Santos y Miguel Layún, cuatro futbolistas que en esta campaña han tenido muy pocos minutos con sus clubes, ya sea porque la temporada va iniciando (Jonathan en la MLS) o por un cambio de club (Layún). Aquí es donde están las verdaderas incógnitas. Además, seguro otros nombres en la lista pueden ser debatibles.

Raúl Jiménez y su gran momento que no le sirve al Tri

Probablemente el Tata quiso comenzar su ciclo de manera tranquila, sin tener en contra a jugadores de peso, pero… ¿eso tiene suficiente valor para no dar oportunidad a otros rostros? Al parecer cualquier respuesta es válida.

Ahora, el próximo 22 y 26 de marzo, Martino deberá mandar al campo a un equipo competitivo, ¿también influirá la jerarquía? Ya se verá.