El primer partido de la era del Tata Martino al frente de la Selección Mexicana está muy cerca. El próximo 22 de marzo el Tri se medirá con Chile y el 26 a Paraguay, pero antes de que esto suceda, Gerardo ya ha enfrentado serias complicaciones con un jugador de experiencia: Jesús “Tecatito” Corona, quien no viajó para hacer la concentración.

La situación del Tecatito no es sencilla, pese a que se justificó por una lesión en el tobillo, misma de la que la Selección de México no tiene un reporte exacto. El problema se agravó debido a que el técnico del Tri le pidió personalmente hacer caso al llamado, aunque no entrenara o pudiera jugar.

Martino no pondrá su trabajo en juego por “consentidos”

“El domingo tuve un contacto con él y le hice ver la necesidad, aunque no tenga posibilidades de entrenar y de jugar, de que esté con nosotros participando en esta concentración, conociéndonos y que vea la forma de trabajar, incluso que si era necesario continué o empiece aquí su lesión del tobillo”, dijo Gerardo en entrevista con Univisión.

Además, agregó el Tata, el Tecatito “estuvo de acuerdo (con la propuesta), pero cinco horas después me llamó y me dijo que había optado por hacer su recuperación allá y no se sentía bien para viajar, a lo cual no estoy de acuerdo con su decisión, pero la respetaba”, apuntó Martino, quien después lanzó una sutil advertencia para Jesús y el resto de jugadores: “le dije que no es una postura que empiece y termine con esta concentración, va a tener alguna repercusión seguramente en el futuro”, sentenció el estratega, dejando una sutil aviso a todos aquellos que no quieran ser parte del Tri.

México y Argentina aman su nueva playera… ¡Y Colombia odia la suya con memes!

“Seguiré el camino con los jugadores que quieran estar y, evidentemente, los que quieran dar un paso al costado, está bien, es su decisión. No hay mucho más que decir”, señaló el Tata, que demuestra que eso de los consentidos no será parte de su gestión.

Si bien es entendible que el Tecatito quiera descansar, por la carga de juego que ha tenido con el Porto, la realidad es que Martino le explicó el porqué lo quería ahí y parece una razón bastante buena. Sin embargo, el haber aceptado y después desechado la propuesta ha empeorado toda la situación.

Vaya primer gran polémica.