Perú se proclamó campeón del Mundial, al vencer en la final a Rusia, en tanda de penales. Seguro a más de uno tomó por sorpresa esta noticia. Pero no se angustien, no tiene nada que ver con la competición de FIFA, que los aficionados al futbol esperan con ilusión cada cuatro años. Se trata de un torneo inédito entre los presos de las cárceles peruanas.

Este torneo fue organizado por el Instituto Nacional Penitenciario de Perú, con la intención de estimular la rehabilitación de los presos de ese país.

A dos semanas del inicio del Mundial, se aprovechó la pasión del país hinca por la clasificación de Perú a Rusia 2018, tras 36 años de ausencia. Por eso se trató de imitar el modelo de competición de la FIFA y realizar un torneo lo más real posible.

Leer más: ¿Ya vieron qué bien juega Perú?

Se contó con la participación de 16 penales. Cada uno adoptó el nombre de un país mundialista.

Los partidos iniciales se jugaron en los patios de varios penales. Se dividió en cuatro series en las ciudades de Chimbote, Ancón, Ica y Lima.

Para las semifinales se hicieron presentes varios presos para ver los encuentros. Se jugaron en el penal de Lurigancho, rodeado por alambradas, donde hay 9,700 reclusos, muchos calificados “de alta peligrosidad”. Ésta es la cárcel con más prisioneros de Perú.

Y el momento de la verdad, la gran final, se disputó en un estadio real. El Estadio Monumental de Lima, con capacidad para 60 mil espectadores, fue testigo del primer juego definitorio de presos.

Leer más: Confirmado: Paolo Guerrero estará en el Mundial de Rusia 2018

Las gradas del estadio estaban casi vacías. Había más vigilancia que aficionados. Solo una treintena de familiares de los presos se dieron cita, mientras que 200 policías y guardias penitenciarios resguardaban el lugar. Pero eso no fue pretexto.

El partido tuvo toda la emoción de un Mundial: himnos nacionales, terna arbitral profesional y la oportunidad de observar el espectáculo mas hermoso del mundo: el futbol. Los presos de Lurigancho representaron a Perú; los de la cárcel de Chimbote a Rusia. La final terminó en empate a dos goles en tiempo regular.

En los penales, Perú derrotó 4-2 a los rusos. Los campeones recibieron una copa más grande que la de la FIFA, medallas de oro y vestimenta deportiva. Por un día olvidaron lo que significa ser preso. Por un momento se sintieron libres.

Perú con el trofeo del Mundial de presos. foto: El País

El primer Mundialito Interpenales de Lima 2018 culminó este viernes. Se realizó a lo largo de un mes. Un hecho que sin duda entrará a la posteridad y que puede darle una motivación extra al combinado peruano que disputará el Mundial de Rusia 2018.