El domingo 15 de julio el estadio Luzhniki será el centro del mundo futbolístico al menos por dos horas. El Mundial de Rusia 2018 llega a su fin con Croacia y Francia como los grandes protagonistas. Sin embargo, hay otro hombre que estará en los ojos de millones de personas y no es parte de ninguno de los dos combinados. Nos referimos al árbitro central del encuentro.

La FIFA ha decidido que Néstor Pitana sea el encargado de dirigir las acciones entre franceses y croatas, en el partido más importante de los últimos cuatro años. El colegiado estará acompañado por los también argentinos Hernán Maidana (asistente uno) y Juan Pablo Belatti (asistente dos); además del cuarto árbitro Bjorn Kuipers, de Holanda.

¿A qué hora se juega la final del Mundial entre Francia vs Croacia?

En Rusia 2018, Néstor ya pitó cuatro partidos, por lo que la final será su quinta aparición. Quizá muchos mexicanos se les haga conocido el nombre, pues fue él quien pitó el México vs Suecia, donde entró en polémica al amonestar a Jesús Gallardo a 23 segundos de iniciado el partido y por usar el VAR en una supuesta mano del Chicharito Hernández dentro del área, que al final no sancionó.

Además del encuentro de la Selección Mexicana, Pitana también dirigió el partido inaugural del Mundial entre Rusia y Arabia Saudita, el Croacia vs Dinamarca de los octavos de final y el Francia vs Uruguay de los cuartos. En total mostró 12 tarjetas amarillas y ninguna roja.

Con su presencia en Rusia 2018, las participaciones de Pitana en Mundiales se cuentan por dos, ya que también fue parte de Brasil 2014, donde pitó en cuatro encuentros.

El plebeyo quiere la corona: ¡Croacia llega a la final del Mundial de Rusia 2018! [Goles]

Néstor es un tipo con capacidad, no por nada le encargan el primer y último partido de la justa, algo que solo había hecho Horacio Elizondo, también argentino, en el Mundial de Alemania 2006.

Néstor Pitana tendrá en sus manos la obligación de llevar a buen puerto el partido más importante de los futbolistas franceses y croatas… y también el suyo.

¿Podrá con la presión?