Hay muchas historias sobre fanáticos del futbol alrededor del mundo que hacen lo que sea por poder disfrutar unos minutos de sus máximos ídolos. Quien ahora escribe esto, no dudo en hacer un montón de sacrificios, posponer cosas y proyectos para viajar a Barcelona con el pretexto de hacer un intercambio académico —papá, siento que te enteres así— con el único fin de pisar el Camp Nou y ver jugar al más grande de todos los tiempos, Lionel Messi.

Y es que Leo Messi inspira eso, historias dignas de contar de miles de personas alrededor del mundo que lo apoyan y lo siguen, en algunos casos, literalmente.

“¿Quién es Messi?”, un homenaje musical al mejor jugador del mundo [Video]

Nora Espector, originaria de San Carlos de Bariloche, una ciudad ubicada en la provincia de Río Negro, Argentina; es fanática de la Albiceleste y de Messi, lo ha seguido a lo largo de su carrera, y en esta ocasión ese fanatismo la ha llevado a seguirlo hasta Copa del Mundo. Hasta aquí nada diferente, muchos hinchas argentinos viajaron a Rusia para apoyar a su selección. Sin embargo, el caso de Nora es especial. Espector está confinada a una silla de ruedas debido a la esclerosis múltiple que padece, aunque esto no es ningún impedimento para seguir a su ídolo.

Su pasión por el futbol no casualidad, le viene de familia. Su abuelo, un empleado del Club Atlético Boca Juniors, la llevaba de pequeña a La Bombonera. Espector se describe como “boquense de corazón y fanática de Messi.”

Nora tiene 55 años y es empleada del hotel Llao Llao, un exclusivo resort de lujo en Bariloche. Sobre Messi dice:

“Siento fascinación por Messi. Tengo un hijo de su edad y eso hace que me identifique mucho con él. Me emociona su historia y siempre pienso en su mamá. Siempre me parecio una persona especial. Un chico tan terrenal, tan humilde en su manera de ser, un ser tan mágico. Admirable como persona. Y es un milagro de jugador. A veces pienso que no lo merecemos, sentí una angustia real cuando dijo que se iba de la selección”.

Esto último, en clara referencia a la forma en la que Lionel es tratado en Argentina; cómo es criticado por la prensa de su país y mal llamado “pecho frío” por los argentinos. Un jugador que ha demostrado hasta el extremo el amor por su país y por la camiseta Albieceleste.

Messi anunció su retiro de la Selección, temporalmente, en 2016; después de perder tres finales seguidas, dos de Copa América y la del Mundial de Brasil 2014. Él regresó una vez más, por el amor a Argentina y a petición de la afición; únicamente para ser señalado y criticado de nueva cuenta, después del debut ante Islandia, donde falló un penal que les arrebató la posibilidad de ganar el partido.

Messi falla penal, Argentina fracasa y empata contra Islandia [Goles]

Para la fan incondicional de Leo, es injusto que lo critiquen; “El empate no es tan grave, no es un fracaso. Los islandeses plantaron un paredón infranqueable”, dice. Es un hecho, las miradas están sobre el 10, hay una exigencia constante por parte de propios y extraños que no le permiten equivocarse.

La mujer reconoce que no soporta que cuestionen a Messi:

“En mi presencia no se puede hablar mal de él. Mis amigos lo saben. No me toquen a mis hijos”.

Pero independientemente de las críticas, para Nora sigue siendo un sueño hecho realidad verlo. Esta es la tercera vez que ve a Messi en persona; antes presenció un Clásico en el Camp Nou, un partido que el Barcelona ganó 2-1 al Real Madrid en 2013. Después lo pudo ver contra el Deportivo La Coruña en esa ciudad, donde se alojó en el mismo hotel que el Barça y pudo ver pasar a Messi gracias a un dato que le dio el gerente: “No lo podía creer. Lloré de la emoción”, comenta Nora.

Nora, que viajó con su hijo Emil Davisson, de 26 años a Rusia para apoyar a la Selección, cuenta que descargó una aplicación para aprender ruso y lo lee muy bien, alquilan autos para movilizarse entre las ciudades y se estacionan muy cerca del estadio, ya que tienen permiso.

Sobre el tema de la accesibilidad en Rusia y en los estadios para su madre, Emil cuenta:

“Ir a la cancha no es tan complicado, es más complicado el tema de los hoteles y el transporte”

También afirma que las personas discapacitadas generalmente son ubicadas en la primera bandeja, en las esquinas:

“Si la gente se para, te tapan. Entonces yo la levanto y la sostengo”

“No nos para nada. Yo resuelvo de algún modo cualquier problema que pueda surgir”

Espector dice sentirse muy orgullosa de su hijo:

“Me siento premiada con este hijo. Me acompaña y me banca en todo”.

Aunque no consiguieron entradas generales para el Mundial, solicitaron boletos para personas con discapacidad y, para su sorpresa, los obtuvieron para cinco partidos, para ella y un acompañante. El costo total de las entradas para fue de unos 660 dólares. Viajaron con millas acumuladas de Argentina a Estados Unidos, y solo pagaron por el trayecto de Nueva York a Moscú.

“Es un sacrificio, pero ahorramos para el viaje desde que supimos que teníamos entradas. Todo el dinero que entra, va para pagar el viaje”.

Pero el futbol es solo una parte de la experiencia, además de los partidos, les emociona todo lo que rodea el evento. Desde el hotel en Nizhni Nóvgorod, sede del partido de este jueves entre Argentina y Croacia, donde se hospedan, Nora y su hijo Emil hablan sobre las actitudes de la gente en la ciudad rusa:

“Nos pasan cosas mágicas. En la Plaza Roja de Moscú había unos sauditas cantando y bailando. Nos quisimos acercar y la gente fue muy amable. Se acercó uno de ellos de la nada y me empezó a abrir paso. Todo el mundo se movía y terminamos adelante de todos”

Nora, sin duda está disfrutando de este viaje, a pesar de los últimos dos resultados de Argentina, que cayó esta tarde con 3 goles por 0, en contra de Croacia, un resultado que complica muchísimo su pase a la siguiente ronda.

Con información de Associated Press.