El meteórico ascenso de Kylian Mbappé

Kylian Mbappé ha tenido un ascenso meteórico y con Francia está disputando la final del Mundial de Rusia 2018
(Imagen: Getty)

Cuando Kylian Mbappé comenzaba a correr, sus compañeros reían. A su 12 años, su cabeza lucía muy grande para su cuerpo y parecía que se iba a separar de su cuerpo. Hoy, com 19 años, no hay quien se ría de él. Está a un paso de la gloria máxima gloria del Mundial con Francia. Su ascenso ha sido meteórico y parece que el heredero de Messi Crisitano Ronaldo será el juvenil jugador del PSG.

Kylian Mbappé nació en París, el 20 de diciembre de 1998. Su padre, Wilfried, es oriundo de Camerún. Su madre Fayza Lamari, es de Argelia y era jugadora profesional de balonmano. Su padre trabajaba como entrenador en el club local, AS Bondy. Desde que tenía dos años, el pequeño Kylian acompañaba a su papá al trabajo, siempre cargando un balón de futbol.

Su talento llamó la atención desde el principio y desde muy temprana edad lo único en lo que hablaba y pensaba era en futbol. Si no estaba jugando con un balón, entonces jugaba videojuegos de futbol en su consola. Era una obsesión.

(Imagen: Twitter)

Cuando sus padres no estaban en su casa, convertía la sala de su casa en una cancha de futbol imaginaria. Su padre era su entrenador y, a pesar su pequeña talla, llamó la atención de los visores. Eventualmente entró en la academia de Clairefontaine. Dejó muchas actuaciones que impresionaron a los encargados de cazar talentos, no sólo en Francia, sino de otros países. Equipos como Real Madrid, Chelsea, Liverpool, Manchester City y Bayern Munich buscaron firmarlo para su fuerzas básicas. Kylian Mbappé viajó a Londres para probarse con el Chelsea cuando apenas tenía 11 años y llegó disputar un partido con el equipo juvenil contra el Charlton Athletic. Sin embargo, la oferta del Mónaco fue la que pensaron sería mejor para su desarrollo.

(Imagen: Twitter)

Apenas con 16 años, el Mónaco se dio cuenta que contaban con una joya  y decidieron que hiciera su debut con el primer equipo. Jugó sus primeros minutos en la Ligue 1, en el empate a 1 contra el Caen. De esta manera, se convirtió en el jugador más joven del Mónaco en debutar con el club con 16 años y 347 días, rompiendo el récord de Thierry Henry. 

(Imagen: Getty)

A partir de entonces su ascenso ha sido meteórico. La siguiente temporada, la 2016/17, llegó la explosión. Hizo 26 goles en 44 partidos. A diferencia de muchos jóvenes de sus edad, él prefería quedarse en casa que salir de fiesta. Cuando ganó el Europeo sub 19 con Francia, mientras su compañeros se fueron a festejar, Kylian Mbappé  se fue directo a su casa. Siempre con el futbol en la cabeza, sabía que estar concentrado y ubicado era lo que necesitaba para estar más cerca del éxito.

(Imagen: Getty)

Su gran temporada le valió para que el Paris Saint Germain, el titán de la Ligue 1, lo adquiriera, conscientes del potencial de Kylian MbappéSi bien la temporada 2017/18 no fue igual en números, sus destellos de crack bastaron para que conformara la lista de 23 jugadores que Didier Deschamps llevó a Rusia 2018 para llevarse la Copa del Mundial.

(Imagen: Getty)

Es el tercer adolescente en disputar a una final, uniéndose a la ilustre compañía de Pelé, que se coronó campeón con Brasil en el Mundial de Suecia 1958, y Giuseppe Bergomi en España 1982. Pelé tenía 17 años. Bergomi tenía 18 y también fue parte fundamental para que l’azurra se coronará campeona ante Alemania.

Ahora es el turno de Mbappé para hacer historia y levantar la mano para ser la nueva gran estrella del fútbol mundial.