Jugadores y técnicos sufren amenazas de muerte durante el Mundial

Varios casos de amenaza de muerte se han presentado en el Mundial de Rusia 2018.
(Imagen: AFP)

El Mundial Rusia 2018 nos ha dejado partidos emocionantes. Duelos parejos y en donde ha habido varias sorpresas. Muchas de ellas eran tan inesperadas que provocaron el enojo y desconcierto de mucha gente. Tanto es el fanatismo de algunos que se vuelve una enfermedad, al grado de que jugadores y técnicos han sufrido amenazas durante el torneo veraniego.

Primero fue Óscar Ramírez, director técnico de Costa Rica. El tico ha sufrido amenazas por el bajo desempeño de la selección, que hace cuatro años hizo historia al llegar a Cuartos de Final en Brasil 2014.

En Rusia 2018, Costa Rica no suma ninguna unidad, a falta de una jornada. Ante esto, Óscar Ramírez y su familia recibieron amenazas vía telefónica, que atentan contra su integridad. Esto llegó a tal grado que el estratega meditó la posibilidad de abandonar la concentración, para volver a casa con sus seres queridos.

Óscar Ramírez, técnico de Colombia. (Imagen: Getty Images)

A pesar de la eliminación de Costa Rica, el plantel ha mostrado apoyo para su entrenador, quien seguramente dejará el cargo de seleccionador una vez concluida la participación de los ticos en el certamen.

Luego vino la expulsión de Carlos Sánchez, en el partido Colombia vs Japón. No habían pasado ni cinco minutos, cuando el jugador cafetalero recibió la tarjeta roja por meter la mano dentro del área chica. Su acción provocó el 1-0 de los nipones, que a la larga se impusieron 2-1.

Varias personas atribuyeron a “La Roca” la derrota de Colombia en su debut en el Mundial. En la red social, Twitter, un usuario comparó a Carlos Sánchez con el futbolista colombiano, Andrés Escobar, asesinado diez días después del partido ante Estados Unidos, de 1994, en el que marcó un gol en propia puerta.

(Imagen: Twitter)

Varias personas más le siguieron el juego a la publicación, hasta que la Selección de Colombia reportó la cuenta por las amenazas que incitaban a la violencia. En cuestión de horas Twitter borró la cuenta.

El caso más reciente es el del jugador de Suecia, Jimmy Durmaz. Una falta suya provocó el tiro libre que Toni Kroos cobró y posteriormente marcó un golazo que puso el 2-1 definitivo para Alemania. Esa anotación impidió que los nórdicos dieran un paso más rumbo a los Octavos de Final y que hoy tengan que jugarse su pase ante México.

Después del cotejo, Durmaz fue víctima de insultos y comentarios racistas, incluso amenazas de muerte. El futbolista lamentó las críticas recibidas y aseguró que había una línea entre los aficionados y él, que ellos cruzaron aquel día. Posteriormente, el jugador habló desde la concentración en Rusia 2018.

“Soy futbolista del más alto nivel. Ser criticado es algo con lo que tenemos que vivir. Es parte de nuestro trabajo y lo aceptamos cada día de la semana. Pero ser llamado asesino, suicida y que mi familia reciba amenazas de muerte, eso es completamente inaceptable. Soy sueco y estoy orgulloso de vestir esta camiseta. Quiero agradecer a todas las personas que me han apoyado”, dijo.

Por último está Robbie Kruse. El delantero de Australia, hoy eliminado del Mundial, no pudo hacer ningún gol en los tres partidos que disputó. Por eso, varia gente ha amenazado al jugador.

(Imagen: Getty Images)

Mucha gente olvida que a fin de cuentas esto es sólo un juego. Nosotros hacemos todo lo que podemos para entretener y representar a nuestras familias y a nuestro país, comentó el defensa de los Socceroos, Mark Milligan.

Nadie puede negar que la gente está en todo su derecho de expresarse, ya sea a favor o en contra, de la actuación de futbolistas y de equipos. Pero llegar al grado de la violencia y las amenazas, es algo que no debe permitirse, ni ser pasado por alto.