México sabe perfectamente cómo va a jugar contra Brasil

Juan Carlos Osorio habló de cómo México debe enfrentar a México en el Mundial de Rusia 2018.
(Imagen: Getty Images)

Pasado el trago amargo que dejó la derrota tras su enfrentamiento contra Suecia, la Selección Mexicana ha decidido darle la vuelta a la página y concentrarse en el partido que tiene el próximo dos de julio ante Brasil, el cual puede llegar a ser histórico. Tanto jugadores, a través de las redes sociales, como el técnico, han retomado cierta confianza y saben que tienen en sus manos la posibilidad de trascender.

En entrevista para TDN, Juan Carlos Osorio ya habló sobre el enfrentamiento de octavos de final y el cómo lo enfrentarán, además de destacar las virtudes de la Canarinha, a la que le encontró un parecido con el Tri. “Ambas escuadras tienen una idea de juego muy similar […] competiremos de tú a tú“, fueron las palabras del colombiano.

Osorio también se dio el tiempo para hablar de individualidades de Brasil: “sabemos que de mitad de cancha para arriba Brasil tiene a Coutinho, Neymar, Gabriel Jesus, Willian, Douglas Costa, jugadores parecidos a los nuestros y vamos a jugar a competirles por la posesión de la pelota”, reveló Juan Carlos, por lo que se puede esperar un partido parejo.

El seleccionador azteca no se animó a dar un ganador, pero aseguró que muchas de las posibilidades pasarán del cómo se salga ese día al terreno de juego. “Me parece que va a pasar quien este mejor ese día, quien tenga los mejores ejecutantes en ese momento”, señaló el Predicador.

En estos momentos, Osorio busca recuperar al grupo después de la dura sacudida recibida contra Suecia. Para fortuna de México, el estilo de los brasileños es muy distinto al sueco, de acuerdo a Juan Carlos, por lo que podrían salir bien librados.

El enfrentamiento ante el pentacampeón del mundo “es una oportunidad única y extraordinaria para el futbol mexicano”, indico el estratega, misma situación que la vivida contra Alemania y de la que la Selección Mexicana salió bien librada. ¿Será posible dar un nuevo campanazo? No hay que descartarlo.

Publicidad