Quizá uno de los partidos más disparejos de la Copa del Mundo fue el que se vivió en el Estadio NIZHNI NÓVGOROD, pues chocaron Inglaterra en contra de Panamá como parte de la jornada 2 dos del Grupo G. Este domingo por la mañana hora de México se realizó el juego que sirvió para que los ingleses aseguraran su pase a los Octavos de Final de Rusia 2018.

Los panameños brincaron al terreno de juego con la ilusión de poder hacer historia en contra de un grande a nivel internacional, tan pronto inició el partido y llegó la realidad. John Stones entró solo al área y remató de cabeza para abrir el marcador apenas al minuto 8. No fue todo, al minuto 22, Harry Kane cobró un penal para aumentar la ventaja y quitar las esperanzas a su rival.

 

Panamá no sabía por donde le llegaban, fue entonces cuando Jesse Lingard tomó un balón a la afueras del área y con gran técnica golpeó para colgar el esférico en el ángulo superior derecho para hacer un golazo.

 

Parecía que el primer tiempo se terminaba, pero antes Inglaterra se dio el lujo de aumentar la ventaja para irse al descanso con un marcador de 5-0. Primero fue Stones, quien de nueva cuenta apareció para empujar el balón que había rechazado Penedo, después y de nueva cuenta Kane cobró un penal de forma excelsa para finiquitar el juego.

El segundo tiempo arrancó con la esperanzas muertas para los panameños, Kane se dio el lujo de aumentar el marcador a 6-0 cuando desvió un balón y sumó tercero para su cuenta en el partido. Además, se pone como líder de goleo con cinco tanto, supero a Cristiano Ronaldo y Romelu Lukaku, ambos con con cuatro anotaciones.

El momento histórico y sentimental se dio cuando Panamá metió su primer gol en su primera Copa del Mundo, mandaron un centro desde la banda que fue rematado por Felipe Baloy para hacer el de la honra.

 

El marcador terminó con 6-1, pero con toda una fiesta por parte de los aficionados de Panamá, pues aunque perdieron el gol significa mucho.

 

Con este resulta Inglaterra clasifica a los Octavos de Final de la Copa del Mundo y Panamá pierde sus aspiraciones de avanzar.