Previo al partido de este lunes entre la Selección de México y Brasil por los octavos de final de la Copa del Mundo, se dio un hecho en plena conferencia de prensa. Un día antes del juego la FIFA citó a los entrenadores de ambos equipos para que respondieran las preguntas de los reporteros, pero los brasileños se excedieron y el máximo organismo del futbol tacho de irrespetuosos a los periodistas cariocas.

Este domingo Tite subió al estrado para comenzar con la rueda de prensa, de inmediato las preguntas llegaron, una tras otra, parece que los reporteros tenían muchos cuestionamientos que fueron respondidos de forma respetuosa. Según reportes de ESPN, fueron exactamente 35 minutos lo que duró el evento que en repetidas ocasiones fue interrumpido por la FIFA. Hasta que el comisario pidió respeto para la delegación mexicana, que tendría su conferencia.

El asiático que cargaron en el zócalo es japonés y platicamos con él

El problema fue que los brasileños excedieron el tiempo y enseguida continuaría la conferencia con Juan Carlos Osorio. Así que personal de la FIFA tuvo que intervenir para terminar con el evento, fue entonces cuando los reporteros brasileños se molestaron y argumentaron que había más preguntas por realizar. Al final les otorgaron una pregunta más y Tite tuvo que abandonar las instalaciones.

Se dice que los reporteros brasileños se levantaron furiosos y encararon al comisario de la FIFA, quien argumentó que se había acabado el tiempo, que lo lamentaba mucho, situación que hacía que los reporteros se encresparan más.

Minutos después ingresaron a la sala Juan Carlos Osorio y Héctor Herrera, quienes respondieron los cuestionamientos de los medios de comunicación. La intensidad por el futbol en Brasil no solo se da en los jugadores, pues los reporteros también son aficionados fervientes.

Esto sucede en Rusia previo al partido de México vs Brasil de la Copa del Mundo, se espera que sea uno de los mejores partidos de los octavos de final.