El Mundial de Rusia 2018 fue un rotundo éxito. Y cuando nos referimos a esto, hablamos de lo deportivo y hasta en temas de seguridad. La gran demanda que tuvo la competición hizo que las autoridades rusas planearan algo para controlar a todos los turistas que se dieron cita para la justa veraniega. Y el FAN ID, otorgado por la FIFA, fue el arma que utilizó el gobierno para mantener el orden en el mes que duró el torneo.

Históricamente, Rusia es un país que se caracteriza por tener un prototipo de espionaje. Ya sea mediante la recabación de información abierta o sustrayéndola directamente. Las naciones tratan de sacar ventaja unas de otras por todos los medios, según ellos por el bien de su país. Pero un Mundial es algo distinto. No hay un riesgo alto o latente.

Lo mejor y lo peor de Rusia 2018

Los ataques cibernéticos y las amenazas de atentados fueron prioridad para que la seguridad de Rusia con su gente y sus visitantes no estuviera en peligro. Por ello, las autoridades utilizaron el FAN ID, brindado a todos los aficionados extranjeros al futbol, para ‘vigilarlos’ y con ello hacer que prevaleciera la paz.

El FAN ID es una visa que sirve para que todos los turistas puedan estar en suelo ruso sin ningún problema. Con éste se puede acceder de forma gratuita a todo el transporte público que sirviera de traslado entre una sede y otra. También sirve para ingresar a los estadios, poder estar en los Fan Fest y otros eventos más. Era indispensable que las personas la trajeran colgada siempre que fuera necesaria.

El FAN ID tenía el nombre completo de la persona y idioma. En ruso venía el código de referencia o registro en ruso, la fecha de nacimiento, número de pasaporte, ciudadanía y un código de barras en la parte trasera. Éste último fue el medio con el que la seguridad de Rusia espió todo.

FAN ID del Mundial (Imagen: FIFA)

De acuerdo con información de Ignacio ‘El Fantasma’ Suárez, en su columna en Récord, el código de barras funcionó como un GPS para saber en donde estaba toda persona que estuviera siendo investigada. Esto resultó ser eficiente. Un ejemplo claro fue cuando un grupo de argentinos agredieron a aficionados croatas en los pasillos del Estadio de Nizhni Nóvgorod.

Las autoridades rusas dieron de inmediato con los agresores. Pero no los atraparon cerca del inmueble, sino en el centro de la ciudad de Nóvgorod. Pero el FAN ID también sirvió para dar con gente que buscó sacar provecho de las situaciones.

El Fantasma Suárez sacó el caso de los tres aficionados mexicanos que reportaron que fueron asaltados. Fueron a levantar una denuncia por el robo. Cuando las autoridades revisaron la cronología de los hechos mediante el FAN ID, encontraron inconsistencias. Determinaron que los aztecas habían mentido.

¿Cómo consumió México pornografía durante el Mundial de Rusia 2018?

Así es como funcionó el sistema de control de Rusia durante el Mundial. Unos podrán estar tranquilos por la gran seguridad que se brindó, pero hay otros que no se sentirán convencidos, dada la violación a sus privacidad.