Bélgica resurge como ave fénix y deja tendido a Japón [Goles]

Tras la derrota de México, el Mundial aún continúa y se debe disfrutar por completo, por eso, para pasar el mal sabor de boca, llegó el Bélgica contra Japón, para...
(Imagen: Getty Images)

Tras la derrota de México, el Mundial aún continúa y se debe disfrutar por completo, por eso, para pasar el mal sabor de boca, llegó el Bélgica contra Japón, para definir un equipo más en los cuartos de final, en un duelo que los Diablos Rojos salían como amplios favoritos.

El conjunto europeo llegó a la fase de K.O con marca perfecta y con una ataque de miedo conformado con Romelu Lukaku, Eden Hazard y Dries Mertens, mientras los asiáticos pasaron por el tema de fair play, al tener menos amonestados que Senegal. Pese a la diferencia, para algunos notables, en el duelo directo de octavos de final no fue para nada dispar.

En el primer tiempo, Bélgica tuvo mayor posesión del balón, pero su capacidad de generar futbol al ataque fue casi nula. Por lo contrario, los nipones no tenían tanta posesión, pero cuando iban al frente daban una sensación de peligro. Sin embargo, el marcador no se movió. Un 0-0 que dejaba todo muy abierto, pero que por sus jugadores parecía que Bélgica podía resolver con tranquilidad, lo cuan no estuvo ni cerca de pasar.

En el segundo tiempo, Japón comenzó como no se esperaba, con un gol de vestidor. En 46, Haraguchi sorprendió a propios y extraños firmando un contragolpe que terminó con el balón en las redes de Thibaut Courtouis. Los Diablos Rojos quisieron responder de inmediato y dos minutos después mandaron el esférico al travesaño, parecía que el empate estaba cerca, pero llegó un nuevo golpe nipón.

Al 52′ Inui dio otro batacazo directo al corazón belga, un tiro de media distancia fue inalcanzable para el arquero, que veía como el 0-2 se colaba en su puerta. Bélgica tenía casi 40 minutos para reaccionar… ¡y vaya que lo hizo!

Al 69′ Vertonghen y un cabezazo que era un re centro se coló a la portería nipona, para poner el 1-2 que daba vida a los europeos, que no tardaron en dar el segundo golpe. Cuatro minutos después, Fellaini hizo efectiva su mayor virtud, la altura, y con otro remate de cabeza emparejó todo. La moneda volvía a estar en el aire.

Cuando parecía que el partido se iba a tiempo extra, Japón no supo cómo contener a Bélgica. Con un tiro de esquina a favor, los asiáticos descuidaron la parte defensiva y permitieron un contragolpe belga comandado por Kevin de Bruyne, quien tocó a la derecha para Thomas Meunier, este centró para el movimiento de Romelu Lukaku y el delantero la dejó pasar para la llegada de Chadli, quien solo cerró la pinza y la victoria para los Diablos Rojos.

In extremis y respondiendo como debía cuando lo necesitó, Bélgica ahora se medirá a Brasil en los octavos de final, en uno de los partidos más interesantes de la siguiente fase.

Publicidad