Sabemos que un Mundial es capaz de despertar todo tipo de pasiones, emociones y sensaciones. Los resultados de los partidos entre las diversas selecciones nacionales suelen tener influencia en el estado de ánimo de los aficionados, que pueden ir desde la euforia (si el resultado favorece) hasta la tristeza (en caso de derrota). Sin embargo, una estadística compartida por el National Centre of Domestic Violence (NCDV) de Inglaterra que indica que hay un aumento en la violencia doméstica durante la Copa del Mundo. Y esto nos lleva a hablar de como el fútbol durante el Mundial afecta el cerebro de los aficionados para que se den este tipo de reacciones violentas.

FIFA reporta varios casos de acoso sexual durante el Mundial Rusia 2018

 

El NCDV ha lanzado una campaña buscando concientizar a los aficionados sobre este fenómenos. “Si Inglaterra recibe una paliza, ella/él también”, es el lema que manejan para crear conciencia sobre este fenómeno. Según las estadísticas que maneja el NCDV, la violencia doméstica aumenta en un 26% cuando juega Inglaterra y un 38% cuando la selección inglesa pierde el partido. En 2014, según datos de la Universidad de Lancaster, los incidentes violentos aumentaron a 79.3% por día cuando Inglaterra jugó, en comparación con los 58.2% informes de los días en que no había partido. Esto nos ha hecho investigar sobre los factores que influyen en los aficionados para llegar a semejantes extremos.

Mundial, Violencia Doméstica, NCDV, Inglaterra

(Imagen: Facebook NCDV)

Sabemos que el fanatismo deportivo es bueno para la salud, ya que, según los científicos, los humanos ansiamos crear comunidad y sentimiento de pertenencia que nos invita a unirnos a un equipo, lo que nos brinda bienestar mental ya que le da cierto sentido a nuestra vida mientras vemos deportes, ya que liberamos hormonas que facilitan la socialización. Durante un Mundial, esto se ve aumentado ya que apuntala la identidad nacional al ver a la selección actuando como una especie de representación de nuestro país.

Mundial, Violencia Doméstica, NCDV, Inglaterra

(Imagen: Facebook NCDV)

Cuando el resultado es favorable, se libera dopamina (la hormona que suministra los sentimientos de gozo y placer) y una dosis de adrenalina que añade ciertos estímulos positivos a la vida de los aficionados. También provoca un aumento en los niveles de producción de testosterona, que se traduce en un aumento de la confianza de quien lo experimenta.

La violencia, un ‘nuevo’ mal que aqueja al futbol mundial

Y si bien esto puede ser beneficioso para los aficionados, el aumento de los niveles hormonales puede tener un efecto negativo, como las agresiones verbales y físicas hacia la pareja o el entorno familiar. El NCDV también reportó que los reportes de incidentes de violencia doméstica aumentaron cada cuatro años. En 2002 se reportaron 64 casos diarios y en 2010 hubo 99 denuncias.

Es por eso que el NCDV busca con su campaña que los aficionados se den cuenta de los efectos que puede tener el Mundial sobre sus emociones y estado de ánimo. Los conceptos de masculinidad, agresividad y rivalidad se ven concentrados en un periodo de tiempo corto (lo que dura el partido), lo que volatiliza las emociones. Asimismo es importante tomar en cuenta que el Mundial ocurre en verano, así que las temperaturas más cálidas y el alto consumo de alcohol son agentes que también influyen en los incidentes de violencia doméstica.

Mundial, Violencia Doméstica, NCDV, Inglaterra

(Imagen: Facebook NCDV)

La intención no es limitar el entusiasmo que se siente por el Mundial, pero es importante recordar que hay que estar siempre alertas y conscientes para evitar hacer daño a los que están a nuestro alrededor y no usar al futbol como pretexto para ejercer la violencia de cualquier tipo.