Arabia Saudita se despide de Rusia 2018 con triunfo sobre Egipto [Goles]

Sobre la hora, Arabia Saudita se llevó los tres puntos ante Egipto, y con esto cerraron su participación en el Mundial Rusia 2018.
(Imagen: Getty Images)

Tuvieron que pasar 24 años para que Arabia Saudita volviera a ganar un partido de Copa del Mundo. Fue el Mundial de Rusia 2018 el que vio al equipo de Juan Antonio Pizzi, romper la sequía de triunfo por más dos décadas. La víctima, la selección de Egipto del faraón, Mohamed Salah. Con gol agónico, los asiáticos vencieron 2-1 a los africanos.

Los goles corrieron a cargo de Mohamed Salah para Egipto. Por los árabes anotaron Salman Al-Faraj Salem Al-Dawsari.

El juego inició movidito. Arabia Saudita y Egipto querían irse de Rusia 2018 con la cara en alto. El combinado asiático tuvo la iniciativa del juego. A velocidad las árabes buscaban hacer daño, pero no contaban con la velocidad de Mohamed Salah.

Como si fuera un juego del Liverpool. Al 21′, balón largo para Salah que apenas logra controlar y ante la salida del arquero, Al-Mosailem, el atacante de Egipto tocó por arriba para abrir el marcador 1-0. La afición africana que se hizo presente en el Volgogrado Arena festejó llena de júbilo.


Cuatro minuto después, el propio Salah pasó de la gloria a la condena. El delantero del Liverpool ingresó completamente solo al área de Al-Mosailem y definió cruzado para evitar que el arquero detuviera el disparo. Pero su intento se fue apenas desviado. Egipto perdonó el 2-0.

Pero tras el 1-0, Egipto era mejor que Arabia SauditaTrézéguet tuvo dos ocasiones claras para incrementar la ventaja. Pero la definición no debe ser el fuerte del futbolista del Kasımpaşa, pues en sus dos intentos no logró conectar bien el esférico.

En los minutos finales de la primera parte, Arabia Saudita se acordó que debía atacar. El primer aviso fue de Salman Al-Faraj, quien definió dentro del área chica, pero su tiro fue tapado por la defensa egipcia.

Al 39′ el silbante señaló la pena máxima en favor de los asiáticos, por una mano de Ahmed Fathy. El encargado de cobrar fue Fahad Al-Muwallad. Definió fuerte y a la esquina, pero el arquero más longevo en la historia de los MundialesEssam El-Hadary,se estiró lo más que pudo y a mano cambiada evitó lo que era el 1-1.

Parecía que Egipto se iba al descanso con la ventaja mínima. Pero el silbante marcó otro penal en favor de Arabia Saudita. Un jalón del central, Ali Gabr, hacia Al-Muwallad, fue la jugada que se revisó con el Video Arbitraje (VAR), y que terminó marcándose como penal.

Ya en el agregado, Salman Al-Faraj no perdonó y engañó al portero egipcio, para igualar los cartones y mandar al descanso el juego justo como empezó.


Para el complemento, el juego inició como acabó. Arabia Saudita con la iniciativa y Egipto a la espera de un contragolpe. SalahTrézéguet eran los más peligrosos del combinado africano. Pero la fortuna no estaba de su lado.

“Los Halcones Verdes” estuvieron cerca de darle la vuelta al marcador. En dos ocasiones, Essam El-Hadary, el portero de 45 años, se alzó como héroe y demostró que para la calidad no importa la edad.

Faltaban 15 minutos para concluyera el juego y la participación de ambos combinados en el Mundial de Rusia 2018. Egipto se hizo de la de gajos. Querían los tres puntos para no irse en ceros.

Al 84′ Egipto tuvo otra clara, pero dos cosas impidieron la anotación. Una fue la increíble falla, mano a mano de Kahraba, quien disparo directo a donde estaba el arquero. Y la segunda es que la jugada ni siquiera debió prosperar, porque anteriormente Salah estaba en fuera de juego.

Con los 90′ cumplidos, el árbitro decidió añadir cuatro minutos más, para ver si alguno de los equipos lograba alzarse con la victoria. Y cuando parecía que el empate iba a ser el resultado definitivo, aparecieron los asiáticos.

Al 90+4 Arabia se combinó dentro del área y el jugador del Villarreal de España, Salem Al-Dawsari, le dio los tres puntos al conjunto asiático, que cerró su participación en el Mundial Rusia 2018, con un valioso triunfo. Por su parte, Egipto se fue con la manos vacías y con tres derrotas en esta justa.

 

Publicidad