El curioso amuleto de Francia en el Mundial de Rusia 2018

En 1998, Blanc le besó la calva a Fabien Barthez. Ahora, 20 años después, la Selección Francesa vuelve a tener un nuevo ritual en Rusia 2018

El motivo por el que la selección francesa está en la final de la Copa del Mundo tiene que ver con factores extra cancha, según los propios jugadores…

via GIPHY

Sí, y es que a diferencia de 1998 donde Laurent Blanc solía besar la calva de Fabien Barthez como cábala, la generación de ahora encontró un nuevo talismán en el bigote del defensor Adil Rami (LOL).

El autor intelectual de dicha superstición es Kylian Mbappé, quien inició este curioso ritual, que consiste en tocar el mostacho de Rami antes de saltar al terreno de juego, en los Octavos de Final contra Argentina (donde marcó un doblete) y luego alentó al delantero Antoine Griezmann para que hiciera lo mismo en los Cuartos de Final contra Uruguay. ¿El resultado?: “Grizi” anotó el segundo gol del partido y fue nombrado MVP del encuentro.

“Trae buena suerte, lo hice antes de los otros partidos y lo haré antes de la final”, comentó Griezmann. Y el defensa del Olympique de Marsella, novio de Pamela Anderson y portador de este curioso imán del triunfo, también tuvo algo que decir al respecto, pues ahora “cinco o seis compañeros” le tocan el vello facial y le han pedido que se “cuide le barba y la tenga más suave”.

Adil Rami nació el 27 de diciembre de 1985 en Bastia, Francia, y no ha disputado ningún minuto de Rusia 2018. Sin embargo, si su selección queda campeona del mundo, de seguro le van a poner un busto, así como el de Cristiano Ronaldo, a su bigote. Ese pedazo de cabello que le devolvió la gloria mundial a su país, veinte años después.

Qué loco, ¿no?

Publicidad