Aficionados mexicanos confunden la ciudad de Rostov

Algunos aficionados que harán el viaje a Rostov tiene problemas para conseguir vuelos o tren en Rusia.

Cuando los aficionados mexicanos costearon su viaje para apoyar a la Selección Mexicana en Rusia, nunca presupuestaron que existían dos ciudades con el mismo nombre, se trata de Rostov, la sede en donde México enfrentará a Corea del Sur. Fue hasta después cuando se dieron cuenta del error que habían cometido, viajar en tren o en carro es recorrer de 13 a 15 horas hasta la ciudad.

La comunidad de Rostov se encuentra a un par de horas de Moscú y la Ciudad de Rostov, donde jugará la Selección Mexicana está a más de 10 horas por carretera. Los aficionados que se equivocaron o no contemplaron un viaje por avión tuvieron que salir de la capital de Rusia desde este viernes por la mañana y tarde por carretera para llegar a tiempo.

Pero los más afectados son aquellos mexicanos que sí compraron su vuelo a Rostov, pues al llegar al Aeropuerto de Sheremetyevo les informaron que su reservación fue cancelada y no podrían viajar. Fueron alrededor de 30 nacionales a quienes les cancelaron su reservación, la única posibilidad que tenían para trasladarse era pagar un nuevo boleto de avión con valor de 15 mil pesos, para ello tendrían que cambiar de aeropuerto. Unos optaron por pagar, otros no pudieron ya que argumentaron habían pagado su boleto por internet y que preferían esperar una respuesta.

Los problemas se han suscitado en el Aeropuerto de Sheremetyevo, incluso empresas turísticas que vendieron paquetes a mexicanos para los tres partidos de la Selección Mexicana en la fase de grupos han tenido problemas. Los vuelos comerciales se sobre vendieron, ante ello prefirieron contratar los servicios de una aeronave privada para transportar ida y vuelta a los aficionados.

Ya estando en Rostov los problemas no terminan, pues se trata de una ciudad pequeña que será rebasada por el número de seguidores que visitarán el lugar para el partido mundialista. Entre más tardes en llegar se torna más complicado conseguir un cuarto en hotel u hostal, no solo eso, los restaurantes están llenos, es más difícil conseguir un taxi. Eso los habitantes de Rostov son más acogedores con los visitantes, los hacen sentir como en casa y el servicio es muy gentil.

Estos son apenas algunos ejemplos de aficionados mexicanos que viven la aventura de un Mundial de futbol en Rusia 2018.

Publicidad