La apuestas son algo común en los deportes. La quiniela, por ejemplo ha sido durante muchos años la apuesta deportiva por excelencia. Seguramente tú le apostaste algunos cientos de pesos a tu equipo favorito para ganar el Mundial. (Y perdiste porque, seamos honestos, muy pocos le apostaron a Francia, y a Croacia nadie, ni los croatas).

¿A qué hora se juega la final del Mundial entre Francia vs Croacia?

Como sea, las apuestas deportivas no tienen nada de malo, el problema es cuando estas son por millones de euros… e ilegales.

En China, la policía local arrestó a 540 personas por haber participado en una red de apuestas ilegales por internet durante el Mundial Rusia 2018.

De acuerdo con la agencia oficial de noticias de China; Xinhua, la más importante del país, el sitio web de apuestas contaba con unos 330 mil usuarios, y la gran mayoría de las transacciones se hacían con bitcoins. Los detenidos habrían utilizado 70 aplicaciones móviles y distintas páginas web, así como 250 grupos de discusión, con el fin de atraer nuevos usuarios.

Todos estos fueron clausurados. Según Xinhua, la cantidad total de las transacciones realizadas a través de la plataforma web asciende a unos 10.000 millones de yuanes (1.300 millones de euros).

Durante el arresto y desmantelamiento de la red de apuestas, la policía china confiscó diversos servidores informáticos, aparatos de cómputo, teléfonos celulares y tarjetas bancarias.

Recordemos que los casinos o casas de apuestas están prohibidos en la China continental (la zona de China bajo la soberanía efectiva de la República Popular China, sin incluir a las regiones administrativas especiales de Hong Kong y Macao, ni Taiwán) sin embargo, los habitantes del país sí pueden apostar a los resultados de los partidos de futbol a través de un sistema legal. Un sistema que ha tenido mucho éxito desde que inició el Mundial, el pasado 14 de junio.

Dicho sistema de apuestas, es gestionado por la Administración China de Deportes, que destina una parte de las ganancias a la financiación de estadios y la formación de jóvenes deportistas. Razón principal, por la que el gobierno de China se mantiene alerta y busca erradicar cualquier tipo de sistema ilegal de apuestas, un ejemplo, son las decenas de aplicaciones móviles para apuestas por internet que fueron prohibidas desde que comenzó la Copa del Mundo.

Sandalio Gómez, profesor del IESE Business School, de la Universidad de Navarra, explica que la relación entre China y el juego: “Es algo impresionante. Su afición a apostar es tremenda. Y apuestan a cualquier cosa, aunque no tengan ni idea”. Si bien China no clasificó al Mundial de Rusia, las apuestas mundialistas baten récords en el país asiático, este año, dejaron atrás por mucho, los registros del Mundial de Brasil.

Federación de Futbol de China prohíbe a futbolistas de Selección mostrar tatuajes

La cifra total durante las tres primeras semanas de junio (cuando comenzó el Mundial) alcanzó los 28.600 millones de yuanes (3.700 millones de euros), seis veces más que cuando no hay Mundial de por medio. Ese monto superó por mucho los los 19.500 millones de yuanes (2.505 millones de euros) apostados durante el Mundial de Brasil.