5 motivos para tener miedo del México vs Suecia

Si bien confiamos, no está de más ser cautos. Les dejamos 5 razones para tener miedo al partido de mañana México vs Suecia

Si bien México nos ha dado muchos motivos para creer que podrían estar para cosas grandes en este Mundial de Rusia 2018, el gol de último minuto de Toni Kroos nos metió el nervio y el miedo en el cuerpo. Los perennes fantasmas mundialistas aparecieron y los recuerdos de dolorosas eliminaciones se hicieron presentes. Y si bien en Los Pleyers creemos que México calificará a octavos de final, no está de más ser precavidos y tener en cuenta estos motivos para tener miedo del partido de mañana entre México y Suecia.

 

1) Suecia tiene la serie a su favor

A México se le complican los partidos contra los suecos. Su primer enfrentamiento fue en el ya lejano Mundial de Suecia en 1958, con una triunfo de 3 a 0 para los vikingos. Desde entonces, México sólo ha ganado dos partidos, perdido otros tres y empatado dos. Suecia  ha hecho 8 tantos y México 5.

Para información más detallada, les dejamos la nota con los antecedentes:

2) México no sabe ser favorito

Cuando México ha tenido el estatus de favorito, no ha podido manifestarlo en el terreno de juego. Como lo fue contra Ángola en Alemania 2006Sudáfrica en 2010 y en todas esas ocasiones en las que una selección de aparente menor categoría ha exhibido al TRI. Sin embargo, el ejemplo más significativo fue la derrota que Estados Unidos le propinó al México en Corea y Japón 2002. La Selección partía como ultra favorita y fracasó (por tercera vez) en superar la barrera de octavos final. No supo ser favorito y terminó por perder con el acérrimo rival del área.

Roja a Rafa Márquez, producto de la frustración en Corea y Japón 2002. (Imagen: Getty)

 

3) México no ha sabido cerrar los partidos

No es que México no haya estado cerca de dar la campanada. Incluso en este Mundial pudo vencer a Alemania. Sin embargo, el historial nos dice lo contrario. En Francia 1998, México arañó el quinto partido contra la escuadra teutona. Iban ganando 1 a 0 pero un incomprensible cambio de Lapuente (Raúl Rodrigo Lara jugando de central) fue aprovechado por los alemanes, que terminaron por ganar 2 a 1. Y ni hablar de 2014, contra Holanda y el ya tan famoso #Noerapenal. Desconcentraciones, errores infantiles, temor y ansiedad ha costado partidos que parecían estar en la bolsa. Fantasmas de un pasado de frustraciones que se hacen presentes en los momentos decisivos.

Lara y Suárez lamentándose mientras Bierhoff y Klinsmann celebran (Imagen: Getty)

4) La suerte ha favorecido al rival

El ya mencionado #Noerapenal  es el ejemplo perfecto. Una jugada dudosa en el área que el árbitro decide pitar para el equipo de mayor jerarquía. Pero, el golazo de Maxi Rodríguez es una muestra de que la suerte suele favorecer al rival. Un jugador que no solía pegarle de lejos, decidió, justo ese día, empalmar el balón de esa manera y hacer el gol de su vida.

5) El fútbol no es justo

Sonará a cliché, pero los clichés se volvieron tales porque tienen mucho de verdad. México ha sido mejor que rivales en apariencia superior, pero el capricho de la pelota ha decido que México no sea el elegido para obtener lo triunfos que tanto anhela.

A pesar de todo lo anterior, estamos convencidos de que este TRI tiene todo para cambiar la historia. No obstante, no está de más dejar asentado que todo es posible y que hay antecedentes que nos hacen tener (un poco) de miedo.

 

Publicidad