Link copiado al portapapeles
#Wellness

Niveles de energía corporal, una manera de diagnosticar tu salud


¿Alguna vez te has preguntado cómo funciona la energía en nuestro cuerpo? Hay ocasiones que no sentimos con todas las ganas del mundo, pero hay días en los que realmente no podemos seguir, ¿sabes por qué? Hay varios elementos que influyen, algunos de ellos quizá no los hubieras considerado.

Las alergias

El hecho de tener fiebre del heno (alergia por polen) de manera constante, es uno de los principales factores por el cual las personas no consiguen tener una buena noche de sueño, pues las complicaciones al respirar son una molestia continua.

Apnea del sueño

¿Después de dormir siete u ocho horas te despiertas y sigues cansado? Probablemente tengas apnea del sueño, el cual no te permite respirar de la mejor forma y, por ende, tu sueño no es nada placentero. Sin embargo, hay diferentes escalas de esta enfermedad, donde los casos leves se pueden quitar perdiendo peso o evitando alcohol antes de acostarse.

Hacer ejercicio cansa pero anima

Al hacer ejercicio, el ser humano libera hormonas como la adrenalina, lo cual permite “olvidarse” de sentimientos como dolor y fatiga, aunque suene extraño. Realmente, hacer una actividad física puede dejarte con más energía que ala que tenías antes de realizarla.

Vitamina D, gran ayuda a tu cuerpo

El consumir vitamina D ayuda a regular la secreción de insulina y el metabolismo, los cuales afectan el nivel de energía de las personas. También está relacionada al estado de ánimo, por lo que estar atentos a los niveles de esta vitamina es importante, quizá un suplemento ayude.

Las redes sociales, otro factor a considerar

Para bien o para mal, las redes sociales pueden ayudar al estado de ánimo de las personas. El hecho de pasar bastante tiempo en estos medios puede influir en estados como la depresión, además de maximizar los visto en ellas, tanto lo bueno como lo malo. Por eso es mejor rodearse de los amigos “reales” y conectarse con viejos conocidos, eso siempre será bueno.

Comida, siempre la comida

El ser humano tiene como “mala” costumbre el comer, por eso es necesario cuidar la alimentación en todo el día. Desde el desayuno hasta la cena y mantener una alimentación balanceada, principalmente basada en frutas, verduras, semillas y legumbres.

Las distracciones rápidas siempre ayudan

¿Quién diría que masticar un chicle, estirarse o ver videos en internet ayuda a sentirse mejor o mejorar en tu trabajo? Pues sí, de acuerdo a estudios, hacer pausas después de 50 minutos de inactividad ininterrumpida sirve para tener mejor rendimiento laboral, al igual que dar una pequeña caminata de 10 minutos te puede revitalizar tus energías y mascar una goma ayuda a la concentración. Pequeñas cosas generan grandes cambios.

 La fatiga no es el problema, es el síntoma

En ocasiones, la fatiga no es el problema a resolver, si no que es el inicio de todo y puede ser parte de una enfermedad mayor como la anemia o aspectos del corazón, entre otros. Es por eso que el cansancio no debe pasar desapercibido y se tiene que atender de la forma más seria.

Link copiado al portapapeles

Israel Rangel

@Is_Ran2106