Link copiado al portapapeles
#Wellness

Los suplementos alimenticios no son el mejor aliado de la salud


Los suplementos alimenticios son cada vez más usados en personas que quieren tener un cuerpo notificado en poco tiempo. Sin embargo, los propios médicos aseguran que lo mejor es mantener una dieta balanceada y hacer ejercicio para conseguirlo

Para aquellos que disfrutan del ejercicio, es normal que en su vida diaria tengan una dieta establecida y una rutina en el gimnasio, pero también existen esas personas que buscan estar un paso más allá y tener un cuerpo “hecho a mano”. Sin embargo, para poder llegar a tener esos resultados, a veces no es suficiente con una ensalada o cargar muchas pesas, y es justo aquí donde entra un elemento cada vez más habitual cuando se habla de salud: los suplementos.

Los suplementos alimenticios han ganado popularidad al paso de los años pues ayudan a alcanzar la meta de músculos definidos en menos tiempo, pero lo cierto es que, en primera instancia, los complementos ni siquiera deberían ser parte de la dieta diaria.

“Los deportistas deben tratar de satisfacer sus necesidades energéticas crecientes a través de los alimentos comunes (por ejemplo, yogur, cereales, etcétera)”, mencionó Manuel Villanueva, director médico de Avanfi, en entrevista para El País.

Sin embargo, no todos los deportistas hacen caso a consejos como el realizado por el médico Villanueva y terminan consumiendo otro tipo de ayuda, que no en todos los casos son malos, pero sí hay que saber diferenciar de productos buenos y malos.

“Los suplementos líquidos que proporcionan una buena fuente de carbohidratos, cantidades moderadas de proteínas y otros nutrientes, pueden ser una alternativa”, aseguró Villanueva.

¿Pero cuáles son los principales motivos que llevan a consumir estos productos y el riesgo que suponen? En primer lugar se encuentran esos entrenadores “científicos” de gimnasio. Sí, esas personas que, por llevar años entrenando y tomando los suplementos, se creen expertos en la materia y terminan por mal aconsejar a quienes se acercan con ellos.

“Están tratando de ganar un dinero extra“, comentó la ganadora de cuatro campeonatos mundiales de fitness, Charlayne Hart. Mientras que Spencer Nadolsky, médico especializado en la pérdida de peso, aseguró que los entrenadores están comenzando a mejorar en sus estudios, pero aún hay mucha desinformación acerca del tema.

Otro factor a considerar para que las personas elijan utilizar un complemento externo, más allá del ejercicio y dieta normal, son las revistas que tocan este tipo de temas. De acuerdo a Pola Pospieszalska “las revistas de cultura física apelan a la vanidad y no se concentran en la salud”, comentó para la BBC.

En cuestión de riesgos, los problemas renales se pueden convertir en una constante para aquellos que consumen demasiada proteína basada en suero de leche (una de las más comunes), pues el cuerpo no puede procesar altas cantidades y terminan por convertirse en cálculos renales, de acuerdo a un estudio realizado por la Universidad de Connecticut.

Además, la deshidratación, fatiga y estrés en el corazón, también son otros efectos secundarios que pueden presentarse en los deportistas que ingieren proteínas sin el debido cuidado.

Es por eso que, antes de decidir tomar algún tipo de suplemento, primero se debe considerar mantenerse con una dieta normal a base de buena alimentación y ejercicio, pero en caso de seguir en la idea de ayudarse con proteína, lo esencial es fijarse en la fórmula que tiene y saber si ha sido comprobada científicamente, para evitar problemas de salud como los antes mencionados.

Link copiado al portapapeles

Israel Rangel

@Is_Ran2106