Link copiado al portapapeles
#UFC

El rostro de Kelvin Gastelum depende de su peso en el UFC


Kelvin Gastelum no sufre para dar las 180 libras, pero su rostro no luce feliz. Él prefiere pelear en las 170 libras, aunque la báscula no lo deja

Un muy joven Kelvin Gastelum posa para la foto, tiene tan solo 17 años y acaba de tener su primer pelea de MMA. Las guanteletas parecen quedarle muy grandes, su cabello corto luce destellos rubios, no puede ocultar la adolescencia en su cara a pesar de una expresión ruda e intimidante y su físico, aunque no esta muy marcado, se muestra trabajado. Han pasado casi 8 años de su debut en los que el de Arizona ha triunfado sobre la jaula y sufriendo en la báscula, un camino que hoy lo lleva a encabezar su segunda cartelera de Fight Night en el UFC ante una leyenda, Vitor Belfort.

 

Una publicación compartida de Kelvin Gastelum (@kgastelum) el

La carrera de Gastelum dentro de la empresa del octágono es de altibajos, siempre mostrando su poder y habilidades sobre la lona y dando mucho de qué hablar fuera de ella. No hablamos de problemas de sustancias o con la ley, su mayor enemigo en el UFC es el peso.

Existen diferentes rostros de Kelvin según la categoría en la que suba a pelear. Cuando lo hace en las 180 libras durante el pesaje se le ve relajado, tranquilo, sin embargo no se ve feliz ya que no es la división en la que a él le gusta combatir. Cuando lo hace en las 170 libras su cara muestra preocupación rumbo a la báscula. Cuando logra el peso estalla de felicidad, cuando no, no sabe ni donde esconderse.

El de Yuma, Arizona, pero que sube a la jaula con sangre mexicana en sus venas, comenzó su carrera en la empresa consiguiendo ganael el The Ultimate Fighter 17 dentro de las 185 libras. Durante toda la temporada no lució como unos de los favoritos, la diferencia de tamaño con sus rivales era evidente, pero Gastelum supo sobreponerse a estas circunstancias con grandes estrategias. Durante su estancia en el reality Kelvin logró cinco victorias, dos por sumisiones, una por nocaut, una por decisión unánime y una decisión dividida, método por el que levantó el trofeo venciendo al prospecto número uno, Uriah Hall.

A pesar de lo logrado en el peso medio y con el contrato del UFC en la mano, Gastelum probó suerte en las 170 libras donde físicamente luce más fuerte y aunque ha mostrado que dentro de la jaula tiene mucho para dar, la báscula ha sido su enemigo.

Las últimas 24 horas antes de los combates se convirtieron en penitencia para el mexicoamericano. Su rostro en los pesajes previo a sus pelea ante Niko Musoke y Tyron Woodley, que terminó siendo un catchweight en las 180 libras, lo delata. Es lo que más odia del deporte.

“Cuando no estoy en campamento gano entre 40 y 50 libras por encima de mi categoría, esto no debería de ser de esta forma, todo está en mi. Yo salgo y como toda esa deliciosa comida mexicana. Es sólo un cambio de hábitos y estilo de vida”, declaró el de raíces mexicanas al sitio bloodyelbow.com.

En su tiempo en el UFC, Gastelum ha tenido 14 combates (incluidos los del TUF), teniendo que cancelar tres: dos por lesiones en la rodilla y uno al no dar el peso, este último el más doloroso. El UFC 205 marcaría  el debut del deporte en el estado de Nueva York y Kelvin tenía agendado un combate ante Donald “Cowboy” Cerrone, el más grande de su carrera. Sin embargo una vez más las libras de más lo detuvieron teniendo que cancelar la pelea.

Su record en el UFC y el TUF es de 12-2, teniendo 7 combates en el peso medio, todas victoria, mientras que en los welter suma 5 victorias y un descalabro, además de su derrota catchweight ante Woodley.

Hoy Kelvin Gastelum tiene una nueva oportunidad de establecerse en el peso medio, categoría donde se va más pequeño pero que mejores resultados le ha dado y lo hace frente a un histórico de las MMA, Vitor Belfort. Para este campamento el mexicoamericano incluyó al nutriólogo George Lockhart y  el primer paso ya lo dio, puede sonreír aunque no esté a gusto, dio las 180 libras y esta a listo para subir a la jaula.

Link copiado al portapapeles

Ángel Mario Martínez

Periodista Deportivo, amante de las MMA, Kokiri por adopción y Friki con aspiraciones de ser maestro Pokemón @angelmariomtz