Link copiado al portapapeles
#Otros deportes

Deportes de invierno, otra deuda pendiente en México


Los Juegos Olímpicos de Invierno de Pyeonchang ya están a la vuelta de la esquina, como se dice comúnmente y seguro llamarán la atención de todo el mundo… ¿o no? Bueno, la verdad es que no y México, muy probablemente, se convertirá en uno de esos países que apenas y sabrán que se realizaron estos juegos.

Lo anterior no se dice como reclamo, pero es normal que suceda, por el poco seguimiento y atracción que generan estos juegos en el país. Si bien México ha logrado participar en varias justas invernales, la cultura por practicar deportes de nieve prácticamente no existe. La pregunta clave es: ¿por qué?

¿Apoyo? ¿Qué es eso? 

Una de las claves más importantes, sino es que la más, es la falta de apoyo por parte de las instituciones. “No es una prioridad ni para el Comité Olímpico ni para la Conade. Para que tengamos apoyo, primer hay que dar resultados”, aseguró José Luis Aguilar, presidente de la Federación Mexicana de Deportes Invernales en 2014, de acuerdo a Excelsior.

Y dar esos resultados que mencionó Aguilar son aún más complicados si se considera que en México solo dos mil personas (en 2014) son las que practican el deporte invernal. “Son pocos los que en verdad toman el deporte de competencia”, mencionaba José Luis Aguilar.

Lo anterior se confirma este 2018, rumbo a Pyeonchang: el país azteca solo lleva a cuatro representantes, cuatro. ¿Lo curioso? Es la representación más grande que se ha tenido en las últimas cinco ediciones, empatada con la de Salt Lake City en 2002.

De esos cuatro participantes (Sara Schleper, Robert Franco, Germán Madrazo y Rodolfo Dickson) que irán a la ciudad coreana, dos cuentan con doble nacionalidad (Schleper y Dickson) y ninguno vive en México, pues es en el extranjero donde mejor pueden desarrollar sus habilidades.

Aunque en 2014 Aguilar hizo mención de la falta de ayuda por parte de las instituciones, cuatro años después la situación no ha cambiado. “Todos los miembros de la delegación se autofinancian sus viajes y entrenamientos”, mencionó Carlos Pruneda, jefe de misión, al Financiero.

Deporte de élite en climas inexistentes

De acuerdo a ESPN, Pruneda busca eliminar esa etiqueta de deporte elitista y que solo gente con dinero puede practicarlo. Sin embargo, en 2014, el entrenador Juan José Carlos aseguró que “los deportes de invierno son muy caros, habría que tener un proyecto a la par para que los chavos viajen y tengan equipo”.

Sumado a esto se encuentra el aspecto del clima, ya que México no es un país que predomine el frío y la nieve, por lo que encontrar lugares donde se pueda entrenar de manera continua es muy complicado. ¿La solución? Practicar y vivir en el extranjero, como los representantes que estarán Pyeonchang. ¿Qué se necesita? Dinero.

Prácticamente un círculo vicioso.

Esfuerzos (aislados) para mejorar 

Pruneda, participante en la justa de Calgary 1988, sabe a la perfección lo que le falta a los deportes de invierno para mejorar. Por tal razón decidió crear la Federación Mexicana de Esquí, una modalidad en la que piensa puede encontrar talento de cara los próximos dos Juegos Olímpicos.

Así, con su experiencia y federación, junto a otros visores, el directivo mexicano piensa captar a talento en México y partes de Estados Unidos, como Colorado, específicamente en la región de Vail, donde calcula que el 30% de la población tiene raíces mexicanas.

“En los próximos meses me acercaré con las asociaciones de esquí de Vail que cuentan con mexicanos. Ellos pueden ser un semillero no explotado y con un buen trabajo de convencimiento podrían representar al país”, declaró para el Financiero.

Por ahora, en este momento, solo queda apoyar a los cuatro representantes que estarán en Pyeonchang y esperar que den frutos los planes que se tienen pensados, por más difícil que luzca.

Link copiado al portapapeles

Israel Rangel

@Is_Ran2106