Link copiado al portapapeles
#Otros deportes

El istmo, una tierra de deportistas que se contrae en cada réplica


Cuenta la historia que una mañana de febrero de 1984, el gerente general de los Tigres de México de la Liga Mexicana de Beisbol, subió a un avión que lo llevaría a Salina Cruz, Oaxaca en la región del Istmo de Tehuantepec. Al llegar tomó un autobús que lo llevó a El Espinal. Su misión era tocar la puerta de una humilde casa y fichar al pitcher Jesús “Chito” Ríos. Ese joven de 20 años que jugaba en ligas semiprofesionales de la región, y que por su excelente pitcheo regaló asombrosas tardes el Parque del Seguro Social, años después ingresó al Salón de la Fama de la Liga Mexicana de Béisbol.

A 20 minutos de El Espinal se encuentra Ciudad Ixtepec, población que brindó su primera oportunidad a Vinicio Castilla. Los Ángeles de Ixtepec, un equipo semiprofesional de la Liga del Istmo fue el encargado de catapultar al Vinny al profesionalismo.

Hoy esas poblaciones están devastadas, el jueves minutos antes de la medianoche un sismo de 8.4 grados de intensidad que duró alrededor de un minuto se encargó de que las poblaciones mencionadas se hicieran añicos.   

Seguramente muchos de los deportistas oaxaqueños que nacieron en la región trataron de comunicarse con sus familiares sin éxito. No había línea telefónica, la red de celular se cayó, la región se quedó sin energía eléctrica, no se supo nada hasta horas después.

David Toledo, futbolista del Puebla, nació en el Barrio de la Soledad en Juchitán. Una de las zonas que después del sismo dejó la mayoría de casas en ruinas. Las réplicas se encargaron de derribar las pocas construcciones que quedaron de pie.

Minutos después del movimiento telúrico Javier Aquino, futbolista de los Tigres comenzó a compartir las imágenes de la destrucción en el Istmo. Aquino es originario de San Francisco Ixhuatán, una de la poblaciones que fue azotada por el sismo. De inmediato se unió a la causa junto con su hermano Miguel y André Pierre-Gignac. Javier dejó los balones y subió al camión para comenzar a cargarlo con los víveres recolectados, al final 2 camiones tomaron rumbo a San Francisco Ixhuatán.

 

El Istmo de Tehuantepec es la región más grande del Estado de Oaxaca con 19,977 kilómetros cuadrados de extensión. Se ubica en las costas y colinda con el estado de Chiapas. La importancia del Istmo radica en que es la región más importante para Oaxaca por la industria. Salina Cruz es uno de los 10 puertos más importantes del país, cuenta con una refinería, un astillero y salineras.

La región cuenta con parques eólicos, y una cementera. La Cooperativa Cruz Azul instaló una cementera en Lagunas e hizo la ciudad la más importante en la creación de talento deportivo. Lagunas se convirtió en una de las escuelas de formación más importante para el equipo cementero por la que pasaron varios hombres que desfilaron en Primera División.

Por ahora se registran 76 muertos y 800 mil afectados en el Istmo, la tierra que ha visto nacer a grandes deportistas está de luto, los campos deportivos sirven de albergues, ahí las caras de preocupación abundan. Esta tierra que tanto ha dado al estado y al deporte oaxaqueño se contrae en cada réplica, pero se une en cada brazo que se estira para ayudar.

Link copiado al portapapeles

Jair Toledo

Reportero deportivo en busca de datos y la realidad. Conocedor del futbol amateur, tercera división, segunda división y Ascenso MX. Oaxaqueño de corazón... @jaairzon