Link copiado al portapapeles
#Otros deportes

La NFL y el compromiso social que engrandece aún más la liga


La emoción, el dinero que mueve y expectación que causa son algunos de los detalles que hacen de la NFL una de las mejores ligas a nivel mundial. Sin embargo, dentro de toda esa espectacularidad, hay un elemento más allá del juego que engrandece aún más a la National Football League: el compromiso social.

Es cierto, no se puede negar que la NFL vive de manera constante en el ojo del huracán por varios problemas. Desde la violencia familiar, dopaje, accidentes extra cancha de jugadores, hasta el tema de las dificultades físicas que presentan ex jugadores por lesiones de gravedad durante su carrera; pero a la par de todos estos asuntos también se puede ver la parte noble de la liga, ese aspecto altruista que siempre está presente, con pequeños o grandes detalles.

El mejor ejemplo de lo anterior es lo recién ocurrido con el huracán Harvey, que azotó a la ciudad de Houston, dejando grandes daños y pérdidas calculadas en miles de millones de dólares.

Ante el impacto y destrucción que generó este ciclón, no fueron pocas las personas que desde el primer momento salieron a ofrecer su ayuda. Uno de los más activos ha sido J.J. Watt, que gracias a su campaña ha logrado recaudar (hasta el seis de septiembre de 2017) 27 millones de dólares que servirán para ayudar a Houston.

Y así como Watt, también salió a la luz la ayuda de la NFL, el jugador Ezekiel Elliott, el dueños de los Texans y el propietario de los New England Patriots, quienes desembolsaron miles de dólares con la intención de ayudar.

Por supuesto que ahorita el recuerdo más reciente es el huracán Harvey, lo que inmediatamente recuerda a Katrina en 2005. Sin embargo, se debe reconocer que el compromiso social de la NFL y jugadores no es de hace poco o solo en cuestiones “mediáticas”, pues ha trabajado en ello durante mucho tiempo y en diferentes causas.

El propio J.J. Watt, por ejemplo, tiene una fundación (Justin J. Watt Foundation) para ayudar a jóvenes a mantenerse activos físicamente y es un asiduo luchador en contra del bullying, un abuso que él llegó a padecer en su adolescencia.

Por su parte, la NFL no duda cuando es momento de apoyar a causas como la lucha contra el cáncer de mama. En el mes de octubre la liga se llena de color rosa y los equipos sacan a la venta su línea de ropa fomentando el apoyo contra esta enfermedad.

En 2016, los jugadores llegaron a mostrar mensajes de apoyo en sus zapatos de juegos a favor de las causas sociales con las que se identifican, como parte de la campaña “My cause, My Cleats”. Cerca de 500 jugadores fueron partícipes y al final de temporada se subastaron los tachones para reunir fondos para las respectivas organizaciones.

El momento cumbre de la NFL para reconocer el compromiso social llega justo en el evento máximo, el Super Bowl, cuando antes del encuentro se premia con el Trofeo Walter Payton al jugador que más dedicado a la caridad y al voluntariado durante la temporada, demostrando que para esta liga el apoyo fuera de la cancha es tan importante como el que los jugadores realizan en el campo.

La NFL posiblemente es la mejor liga deportivamente hablando. Su espectáculo es impresionante y las emociones llegan al máximo en cada partido. Sí, también tiene problemas por solucionar, pero es innegable que más allá del emparrillado tampoco se le puede discutir su compromiso por ayudar cuando más se necesita y en temas de interés general.

Link copiado al portapapeles

Israel Rangel

@Is_Ran2106