Link copiado al portapapeles
#Otros deportes

¿Cómo operan los equipos fantasma en la LMB?


Algunos equipos de la Liga Mexicana de Beisbol, no tienen afición, no generan dinero, no son redituables, pero continúan existiendo

Los números son reveladores, en 39 partidos jugados en la casa de los Olmecas de Tabasco, tan solo han asistido 57 mil 624 aficionados. La estadística final arroja que la media de aficionados por partido en el estadio Centenario del 27 de febrero de Tabasco es de mil 478, pero en algunos juegos hay menos de mil espectadores. Los boletos son accesibles, desde los 110 a los 15 pesos, incluso muchos son regalados, el punto es que en mucho tiempo el estadio de Tabasco no se han llenado las 8 mil 500 localidades que ofrece el inmueble para albergar a un equipo fantasma.

El aún presidente de la Liga Mexicana de Beisbol es contundente con sus palabras retomadas por Forbes en 2014. “El deporte profesional opera con pérdidas. Los salarios de los jugadores se han disparado tanto que el público no lo puede pagar; en términos generales, el beisbol opera en número rojos”. Operar una franquicia del beisbol profesional en México cuesta alrededor de 50 millones de pesos por temporada (incluye nómina, servicio médico y gastos del estadio), pero la verdad es que, ¿de dónde podría sacar un equipo tanto dinero si sus ingresos por venta de boletos y patrocinios no se acerca a los gastos generados?.

Para Olmecas de Tabasco y otros equipos que participan en la LMB, el gobierno es su principal aliado. Datos revelados por El Economista, indican que de 2013 al 2016, el equipo tabasqueño recibió 97.9 millones de pesos en subsidios, esto de acuerdo al portal de transparencia. En ese mismo periodo el equipo no pudo calificar a la postemporada, de hecho no pudo ganar más de 50% de los juegos disputados.

Para obtener los 50 millones de pesos que se necesitan para mantener a un equipo por temporada, los Olmecas tendrían que tener su estadio lleno en todos sus partidos como local, de esta forma sumarían un cifra cercana a los 50 millones, pero también podría recuperarse con la venta de cerveza y de esta forma obtener ganancias. La venta de alcohol en los estadios representan el segundo mejor ingreso, después de la venta de boletos.

¿Por qué mantener un equipo sin afición?, los 57 mil 624 aficionados que han asistido en lo que va de la temporada han dejado de ganancia de 4 millones 34 mil pesos por conceptos de venta de boletos, la cifra no se acerca a los que necesitan y generan pérdidas.

Olmecas de Tabasco es el equipo con las entradas mas bajas, pero no es el único. La asistencia de la Liga Mexicana de Beisbol arroja que el segundo equipo con menos entradas son los Diablos Rojos del México, el equipo es uno de lo más populares, pero en sus últimas temporadas no ha podido calificar a la postemporada. Aunque su asistencia es baja, su dueño, Alfredo Harp Helú, mantiene el equipo por afición. Lo mismo sucede con Guerreros de Oaxaca (equipo de su propiedad), tiene entradas bajas, 2 mil 526 personas en 43 partidos en el estadio Eduardo Vasconcelos.

Mientras los equipos fantasma siguen participando, solo dos plazas en toda la liga tienen más de 10 mil espectadores por partido. Se trata de Sultanes de Monterrey con 12 mil 183 y Toros de Tijuana con 10 mil 101 espectadores. Los demás viven de afición, de gusto por sus dueños, mientras la mayoría se mantienen de dinero público, apoyos por parte del gobierno en turno.

 

 

Link copiado al portapapeles

Jair Toledo

Reportero deportivo en busca de datos y la realidad. Conocedor del futbol amateur, tercera división, segunda división y Ascenso MX. Oaxaqueño de corazón... @jaairzon