Link copiado al portapapeles
#Otros deportes

New York Yankees cada vez más cerca de volver a ser el mandón del beisbol


Los New York Yankees han comenzado una reestructuración con miras a conquistar a las Grandes Ligas, algo que no sucede desde el 2009. La juventud y experiencia son sus armas principales.

El beisbol estadounidense y mundial no se puede entender sin un equipo en particular: los New York Yankees, la franquicia más ganadora del “rey de los deportes” nortemaericano con 27 títulos y casa del legendario Babe Ruth. Sin embargo, pese a su gran historial, los Bombarderos del Bronx viven en una época de vacas flacas.

Desde la Serie Mundial ganada en 2009, los Yankees han venido a la baja y perdieron, hasta cierto punto, el miedo que generaban en los rivales. Sus números lo dejan en claro, su postemporada más reciente la vivieron en 2015, en la que quedaron eliminados en la ronda de comodines por los Astros de Houston y de ahí nos debemos regresar hasta el 2012. Es decir, de los últimos cuatro playoffs (2013-2016), los Mulos de Manhattan solo estuvieron en uno y fueron eliminados a la primera de cambio.

La sensación de que el equipo neoyorquino ha quedado a deber es generalizada. Su estirpe e historia lo obligan a que campaña tras campaña esté peleando el título, más si consideramos que es la franquicia más poderosa de toda la MLB con un valor de tres mil 400 millones de dólares. Sin embargo, aunque no ha podido figurar en los últimos años, parece ser que los Bombarderos de Bronx ya han encontrado la fórmula para regresar a la élite del beisbol.

Las primeras muestras de ese anhelado “regreso” se vivieron en el cierre de la campaña del 2016. Después de un inicio bastante titubeante lograron recomponer el camino y pelearon por estar en la postemporada hasta al final, donde se quedaron cerca.

En ese cambio generacional casi obligado por los malos resultados, salieron a la luz nombres de novatos que iluminaron la esperanza neoyorquina, como lo fue el nombre de Gary Sanchez, considerado uno de los mejores prospectos a futuro.

“Pasaron cosas positivas, ya que vimos a algunos jugadores llegar, hacer cosas buenas y adquirir experiencia valiosa. Eso nos debe de ayudar en el futuro”, mencionó Joe Girardi, mánager de los Yankees al finalizar la temporada 2016. Sus palabras eran en gran parte para Gary.

Sin embargo, no solo el receptor dominicano (Sanchez) es la esperanza que tienen los Mulos de Manhattan para conseguir sus objetivos en un corto y mediano plazo, pues para la temporada actual, Aaron Judge y Tyler Austin, junto el propio Gary (y más jóvenes) comandarán a los llamados Baby Bombers en la búsqueda de hacer poderosos a los Yankees, otra vez.

Por supuesto, no se puede dejar atrás la veteranía de otros peloteros que llevan años apareciendo en el roster de los Bombarderos, como los lanzadores CC Sabathia y Masahiro Tanaka, quienes pueden dar solidez al montículo neoyorquino cuando más lo necesiten. Además de poderosos pitchers cerradores, esencialmente el de Aroldis Chapman, quien se ha ganado el respeto con sus lanzamientos de 103 millas por hora en promedio.

“Tenemos muchos jugadores jóvenes y veteranos también, lo cual creo que es una buena combinación. Durante los últimos meses, jugamos un buen beisbol, creo yo. Eso es lo que queremos seguir haciendo”, comentó el receptor de los Yankees. Y no han fallado.

Hasta el momento que se escribe este texto, los New York Yankees son los mandones del Este en la Liga Americana, demostrando que sus planes están bien trazados y surtiendo efecto de manera inmediata. Hoy por hoy, los Mulos están con la mira puesta en la postemporada y en una posible Serie Mundial, a la que no han regresado desde 2009. ¿Será el renacer tan ansiado de los Bombarderos del Bronx? Parece que sí.

Link copiado al portapapeles

Israel Rangel

@Is_Ran2106