Link copiado al portapapeles
#Otros deportes

Marco Pantani, el artista que tiene su nombre a un lado de los caminos de Italia


Pantani era capaz de sacudir el dolor, despegarse del asiento y pedalear por las montañas como un artista.

¿Qué persona puede ser tan importante que a más de 10 años de su muerte se sigue especulando sobre un asesinato o una sobredosis de cocaína? Algunos expertos dicen que es un “dios” del ciclismo, la fama lo llevó a que le produjeran una película.  “The Accidental Death Of A Cyclist” es el título del largometraje que explica cada una de la hazañas y errores que durante su vida cometió Marco Pantani.

“Yo he sido un artesano del ciclismo, un operario duro con las ideas claras; Pantani fue un artista”. -Lance Armstrong

Para alguien que tiene a los grandes referentes del ciclismo actual en la élite de este deporte puede resultar contraproducente no conocer a Marco Pantani, que también era conocido como “El Pirata”. Basta con googlear su nombre para que el buscador arroje 520 mil resultados, la mayoría sobre la controversia de su muerte. Pero si te vas más abajo Google te sugiere algunos tópicos como: frases, documental, bicicletas y una batalla contra Lance Armstrong.

En tan solo 15 minutos de haber comenzado la búsqueda pude comprobar la magnitud de la fama del ciclista en Italia. Cuenta la historia que es uno de los mejores ciclistas escaladores, es decir alguien que destaca cuando la ruta es ascenso, la parte más difícil cuando el cansancio te puede matar, las piernas se pican, comienzas a sentir tirones en los muslos y por toda la pantorrilla. Pantani era capaz de sacudir el dolor, despegarse del asiento y pedalear por las montañas como un artista.

Su virtud de vencer a los rivales en subidas lo hizo ganar un Giro de Italia, un Tour de Francia y una medalla de bronce en el mundial de ciclismo de 1995. Se convirtió en una persona aclamada en su país, alguien que no podía salir a las calles sin que la gente se detuvieran frente a él para decirle que era el mejor o para pedir autógrafos. Se convirtió en una estrella, un personaje público que era capaz de tomar el manillar de su bicicleta y escalar a toda velocidad por las rutas más difíciles de Francia e Italia, al llegar a lo más alto dejaba a sus rivales sin opciones.

La búsqueda me llevó a seleccionar la opción de imágenes, tras la veces celebrando, entrenado o compitiendo se observa una fotografía con la leyenda “Marco vive” a lado de la carretera en Montecampione, Italia, un homenaje para un personaje mítico del ciclismo que aún se encuentra grabado a un costado de la ruta.

Si ni caídas, ni una fractura le alejaron del ciclismo, menos el dopaje. Aún sigo sorprendido por la forma de levantarse del asiento y escalar por las rutas de ascenso mientras la afición lo apoya, su equipo corre a lado de él para darle indicaciones o refrescar con agua sobre su rostro. Marco Pantani resultó un experimento con éxito, un niño que le ganaba a las competencias a sus amigos. La técnica era elegir subidas, su especialidad se convirtió en una virtud que lo llevó a lo más alto del ciclismo mundial, pero también a ser adicto a la cocaína, sustancia que presuntamente terminaría con su muerte en 2004.

  

 

 

Link copiado al portapapeles

Jair Toledo

Reportero deportivo en busca de datos y la realidad. Conocedor del futbol amateur, tercera división, segunda división y Ascenso MX. Oaxaqueño de corazón... @jaairzon