Link copiado al portapapeles
#Otros deportes

Los Nationals Washington son la “nueva” esperanza de la capital mundial


Si hay un país en donde el beisbol corre por las venas de la gente es Estados Unidos. En el país norteamericano juegan la mejor pelota del mundo y son el padre del “rey de los deportes”, pero paradójicamente en su ciudad más importante, Washington, no ha dado las alegrías que quisieran tener. Sin embargo, en la actualidad hay un rayo de esperanza llamado Nationals Washington que busca cambiar el rumbo y darle a la capital de la nación más poderosa del mundo la relevancia que merece en el beisbol.

Washington D.C. no podrá pasar desapercibida nunca. Es ahí donde se gestan las decisiones más importantes en materia política a nivel nacional e internacional. Ahí vive el presidente con más miradas encimas del orbe y también  es ahí mismo donde el “rey de los deportes” no ha sido justo.

Como desarrollador principal de la “pelota caliente” moderna, Estados Unidos tuvo en su capital a uno de los equipos pioneros de este deporte, que recibió el nombre de Washington Senators en dos épocas. La primera (1901-1960) terminó cuando se les cambió de sede y nombre para llamarse Minnesota Twins; la segunda (1961-1971) culminó cuando en 1972 pasaron a Texas y convertirse en los actuales Rangers.

Tuvieron que pasar 33 años antes de que la capital estadounidense tuviera beisbol profesional por tercera ocasión. En 2005, después de la desaparición de los Montreal Expos, esa franquicia fue “transferida” a Washington para que naciera el equipo que se mantiene hasta hoy: los “Nats”, un conjunto que cada vez se aferra más a hacer historia en esa localidad y tiene como principal objetivo estabilizarse y hacerse fuerte.

En 2017, los Nationals están jugando su décima segunda temporada en la Gran Carpa, pero apenas van en la búsqueda de su cuarta postemporada, ya que solo han podido colarse a playoffs en 2012, 2014 y 2016. Los resultados van llegando de a poco, pero  jugadores y aficionados creen que el momento de trascender y llegar más lejos.

Para poder cumplir sus metas, los “Nats” tienen piezas claves en diferentes puestos, pero su principal arma es el jardinero Bryce Harper, quien es el máximo referente de la franquicia, en 2012 fue catalogado como el Novato del Año de la Liga Nacional y en 2015 fue el Jugador Más Valioso de toda la Liga Nacional.

En cuestión pitcheo su estrella principal es Max Scherzer quien se unió a Washington en 2015 con un contrato de siete años por 210 millones de dólares, consiguiendo el segundo acuerdo más importante para un lanzador en la MLB, solo por detrás Clayton Kershaw.

En 2016, Scherzer firmó una temporada digna de un equipo”grande”, la cual lo llevó a obtener su segundo Cy Young y el primero para una franquicia de Washington en toda la historia. Veinte triunfos lo confirmaron como el mejor lanzador de la liga y en el 2017 quiere repetir, pero esta ve marcado con el éxito colectivo.

En 2015, los Nats fueron considerados la novena franquicia más poderosa de la MLB con un valor de mil 280 millones de dólares. Sin embargo, su éxito financiero no ha ido de la mano con el deportivo pero a su favor se puede decir que en comparación a otros equipos es muy joven de edad y con un margen de error amplio para poder mejorar, lo cual ha hecho al paso de los años.

Las contrataciones de Harper (Draft 2010) y Scherzer (proveniente de Detroit Tigers) son las puntas de lanza, pero junto con ellos vienen otros peloteros como Ryan Zimmerman y el catcher Jose Lobaton, quienes, si se mantienen en buen estado, pueden ser parte fundamental para llevar cada vez más lejos a una franquicia joven, pero que tiene como respaldo a la ciudad más poderoso del mundo.

Link copiado al portapapeles

Israel Rangel

@Is_Ran2106