Link copiado al portapapeles
#Otros deportes

El poder de la mente: el factor común a favor de Canelo y Chávez Jr.


La mente es un arma poderosa y, aunque no lo parezca, en el boxeo es esencial para poder ganar. Saúl “Canelo” Álvarez y Julio César Chávez Jr lo saben, por eso la usarán a su favor, cada quien con sus motivos, cuando salgan al ring.

Si hay una pelea que ha llamado la atención en los últimos años esa es la de Saúl “Canelo” Álvarez y Julio César Chávez Jr. Cinco años se tardaron en cocinar este platillo y por fin está ahí, cada uno con sus virtudes. Sin embargo, más allá de la fuerza de sus puños y la agilidad en su cintura, hay una aptitud que ambos tienen y que desde antes de la pelea deben desarrollar y fortalecer más que nunca: la mente.

Sí, el boxeo es un deporte de contacto, donde la fuerza y habilidad tienen una importancia mayúscula arriba del cuadrilátero, pero a la par de lo físico, la mente también debe entrenarse y en ese aspecto, tanto Chávez como Álvarez tienen elementos a su favor para sentirse superiores.

Canelo no se ha cansado de repetir en sus últimas peleas que el pugilismo está viviendo en su era. Que este es su momento y lo demuestra cada vez que se sube ring. Con la seguridad que le da saberse uno de los boxeadores estelares, se atreve a retar a quien él prefiere y a poner las condiciones de la “batalla”.

“Es mi momento y tengo que mantener una mentalidad ganadora. Estoy preparado para ganar y voy a hacerlo”, comentó Saúl unos días antes de medirse a Miguel Ángel Cotto en 2015. Casi dos años después, y con una derrota en su historial frente Floyd Mayweather, Álvarez se mantiene en la misma tónica: es su momento, pero en esta ocasión con el Júnior como contrincante.

La marca de 48 peleas ganadas, una perdida y un empate también dejan en Canelo una confianza traducida en apostar la bolsa de la pelea entre él y Chávez para asegurarle a su propio contrincante que no le ganará, pero lo que queda claro es que no Julio no será un rival sencillo.

“És una persona que habla mucho, que no sostiene lo que dice, no es una persona coherente, se me figura como si fuera un niño todavía”, dijo Canelo sobre Julito hace apenas unos días atrás, pero de acuerdo a su pensar, es Chávez quien se encargará de demostrarle que está equivocado.

Por más que en ocasiones haya fallado en el peso, fuera suspendido por uso de marihuana o dejado dudas en ciertas peleas, al Junior se le debe reconocer su capacidad de regreso. Antes del Canelo, Chávez ganó sus últimos dos enfrentamientos y en la actualidad está ante su mejor oportunidad para consagrarse dentro del boxeo mexicano y él lo sabe.

“Es posiblemente la última gran oportunidad que tenga. Es la pelea más grande de mi carrera por el momento en que se me presenta esta oportunidad”, confesó el “Hijo de la Leyenda”, consciente de lo que está en juego. Una de las mayores motivaciones que tiene en su mente para buscar el triunfo a toda costa.

En el apellido Julio llevaba la “penitencia” y aunque no quiera sus errores se han maximizado por su legado, pero también es el que le ha ayudado a mantenerse dentro del mundo boxístico. Sin embargo, parece que cansado de ser llamado el “Hijo de la Leyenda” en cierto modo despectivo, Julito quiere hacerse de su propio nombre y de su historia, sin nada de por medio.

“Para mí esta pelea es muy importante. Creo que de ganar esta pelea no voy a ser sólo el ‘hijo de la leyenda’, sino que seré una leyenda más”, declaró Chávez Carrasco.

Por si fuera poco, el Junior sabe que es el momento de reivindicarse con su padre, que le ha dado todo el apoyo desde que se pactó la pelea y no puede permitirse perder con Canelo.

Cada uno con sus objetivos en la mente quieren ganar esa pelea. Saúl busca seguir demostrando que el boxeo “está en su era” y que él es el mejor boxeador el mejor libra por libra del mundo, pero sobre todo quiere dejar en claro quien es el mejor en esa rivalidad que tanto se ha vendido. Chávez no puede olvidar que se está jugando su última carta y el apellido que tiene.

Sí, para ganar necesitarán de fuerza en sus puños y habilidad en el ring, pero mucho tendrá que ver cómo manejen su mentalidad y emociones antes y durante el combate, considerando todos los factores mencionados anteriormente. ¿Quién canalizará mejor las cosas a su favor? ¿Quién tiene los mayores motivos para salir con el brazo en alto?

Link copiado al portapapeles

Israel Rangel

@Is_Ran2106