Link copiado al portapapeles
#Otros deportes

Reglas y funcionamiento: las claves que deben mejorar México y el WBC


La eliminación de México en el Clásico Mundial de Beisbol (WBC)  fue todo un show. Primero que sí, los peloteros tricolores jugarían el desempate contra Italia. Después que siempre no, sería Venezuela. Conferencias, apelaciones y desvelos vivieron todos los involucrados en el hecho. Sin embargo, tras confirmarse la salida de la novena azteca del torneo, queda por rescatar todo la malo que se hizo, con miras a mejorar en el futuro, y no sólo nos referimos a los jugadores.

Antes que todo habría que comenzar por dejar claras las bases con las que se regirá el campeonato, las mismas que hoy tienen fuera al equipo mexicano, pues parece incomprensible que el propio organismo que rige todo, no haya sido capaz de responder con inmediatez los cuestionamientos acerca de la regla de desempate.

Y es que parece que quisieron meterse en líos ellos solos al poner como criterio la siguiente regla para definir a los equipos que jugarían un partido extra: “las carreras permitidas divididas entre las entradas (incluyendo entradas parciales) jugadas a la defensiva por parte de los equipos empatados”.

¿Entradas parciales? Sí, suena raro pero así lo dice la norma, aunque en realidad sea un termino no muy conocido que digamos. Pero bueno, pensando en que existen los innings parciales, el concepto aun está rodeado de ambigüedad, pues tampoco se definió a tiempo en que consistía. Ahora ya se trató de esclarecer, pero el daño quedó.

Además, hay que considerar que los venezolanos e italianos jugaron una entrada extra, lo que terminó por beneficiarlos.

¿Por qué no solo contabilizaron las carreras recibidas como factor de desempate? Esa hubiera sido la solución más rápida y menos conflictiva, sin dejar espacio a dudas. O bien, hacer el diferencial de anotaciones hechas y permitidas. En ambas propuestas, México e Italia estuvieran disputando el desempate.

Y dejando fuera el tema legal, el aspecto que México debe mejorar para el próximo WBC es el funcionamiento como equipo y la estrategia de juego. El pitcheo no fue lo que se esperaba y permitió demasiadas carreras, perdiendo ventajas considerables. La más dolorosa contra los europeos, quienes remontaron en la última entrada con un 10-9, en el enfrentamiento considerado como más accesible para ganar.

Dicen que si no juegas con el “librito” terminarás pagándolo y fue lo que pasó con el conjunto de Edgar González, que no supo resolver de buena manera en jugadas fundamentales, y esa no es culpa de nadie más. Aunque bueno, eso ya es parte del juego, donde se está propenso a la equivocación.

La selección mexicana volvió a quedarse en la orilla de la segunda ronda. Su juego no fue el mejor, pero para su desgracia (o tal vez no tanto) su eliminación será más recordada por los problemas en el reglamento, en un hecho que también obliga a la MLB a mejorar en ese sentido (aunque el formato siempre ha sido el mismo), pues los jugadores han comenzado a plantearse no volver a disputar el WBC, como ya lo hicieron saber Adrián González y Roberto Osuna. 

Link copiado al portapapeles

Israel Rangel

@Is_Ran2106