Link copiado al portapapeles
#Otros deportes

Los Angeles Sport Arena dice adiós a sus años de gloria


El mundo deportivo está de luto, pues acaba de perder a uno de sus recintos más icónicos. Los Angeles Sport Arena, con 57 años de historia, acaba de ser demolida por la compañía Banc Of California, quien la compró en mayo pasado para transformarla en un nuevo estadio donde, desde 2018, jugará un equipo de futbol de la MLS. Esto con motivo de los cambios que la ciudad de Los Ángeles está llevando a cabo para poder ser la sede de los Juegos Olímpicos en 2024.

La Sports Arena fue inaugurada en 1959 y sirvió de casa para grandes equipos de diversas disciplinas, desde los Lakers y los Clippers de la NBA hasta los Kings de la NHL. Sin embargo, sus primeras glorias las vivió de la mano del box. El 8 de julio del año de su apertura fue testigo de cómo el mexicano José Becerra se hacía con el título de Campeón Mundial de Peso Gallo frente al argelino Alphonse Halimi. De hecho, varios compatriotas vivieron grandes glorias bajo el techo de esta catedral, como Rubén Púas Olivares o Julio César Chávez, quien sufrió una dolorosa derrota frente al imparable Meldrick Taylor. Además, también sirvió como sede de este deporte durante los Juegos Olímpicos de 1984.

 

También la WWE ha compartido glorias con la Arena, pues en dos ocasiones Wrestlemania conquistó las butacas del inmueble angelino. En la primera, repartida en tres diferentes ciudades, Hulk Hogan venció a King Kong Bundy para reivindicarse como Campeón Mundial de Peso Completo. Durante la segunda, el genio de Hogan volvió a sobresalir tras enfrentarse contra Sgt. Slaughter y General Adnan, recuperando el título máximo de las manos de los iraquíes.

Hulk Hogan Los Angeles Wrestlemania

En 1993, Antonio Peña llevó su Caravana Estelar de la AAA a Los Ángeles y eligió la Arena como sede para que personalidades como Konnan, Cien Caras y Blue Panther dieran al público una muestra del verdadero arte del pancracio mexicano. Fue allí donde Mascarita Sagrada desenmascaró a su archienemigo Espectricto y El Hijo del Santo derrotó a Los Gringos Locos, catapultando a Eddie Guerrero a la fama.

La lucha libre y el box le deben mucho a Los Angeles Sports Arena y este recinto rinde tributo a los recuerdos que hoy ya son polvo y sirven como cimientos para nuevas historias en el balompié estadounidense.

El Hijo del Santo Octagón Los Gringos Locos Los Angeles

Por: Axel Salas

Link copiado al portapapeles

Axel Huémac

@soyunahiena