Link copiado al portapapeles
#Otros deportes

La pesadilla de Bruce Lee: el kung fu está al borde de la extinción en China


Para el mundo occidental, China es sinónimo de kung fu. Las artes marciales se han infiltrado dentro de la cultura popular y han dominado desde las marquesinas de los cines hasta los horarios estelares de televisión. Fue en ese país donde un joven de nombre Bruce Lee escapó de las pandillas callejeras para adoctrinarse bajo la enseñanzas de su maestro y así aprender sobre la disciplina y el arte del combate cuerpo a cuerpo. Sin embargo, casi medio siglo después de las hazañas del Pequeño Dragón, el kung fu se encuentra al borde de la extinción en las calles de Hong Kong.

Esta técnica ancestral posee una historia muy particular con la nación asiática. Tras la caída de la dinastía Qing, el Partido Nacionalista Chino usó el kung fu para promover el orgullo nacional. En las primeras décadas del siglo XX, los dojos eran bastante comunes en la capital, se organizaban varios torneo a lo largo del año e incluso se hacían exhibiciones especiales en los Juegos Olímpicos. Por esta razón, la sorpresiva ausencia de esta disciplina en las calles chinas se pinta bastante grave.

Actualmente, a diferencia del universo dibujado en películas como Operación Dragón, las calles de Hong Kong son más seguras y enormemente más costosas que en la época dorada de las artes marciales, por lo que el kung fu ya no parece tener cabida en un mundo donde los jóvenes están más interesado en atrapar Pokémon que en aprender una disciplina deportiva. La Organización Internacional de Wing-Tsun reportó en 2016 que sus antiguos discípulos han abierto más de cuatro mil escuelas en 65 países diferentes; pero en China únicamente existen cinco.

El maestro Leung Ting, quien ha enseñado esta disciplina por más de 50 años en Hong Kong, declaró a The New York Times:

Cuando era joven mucha gente aprendía kung fu, pero ya no es el caso. Por desgracia, creo que ahora las artes marciales chinas son más populares en el extranjero que donde se originaron“.

Algunas escuelas aún sobreviven en Yau Ma Tei, un distrito de Kowloon que alguna vez fue la capital nacional de las artes marciales, aunque con grandes dificultades, ya que la poca asistencia y las altas rentas amenazan con destruir su estilo de vida. Nathan Road, el icónico lugar que vio nacer la leyenda de Bruce Lee, hoy es una calles llena de farmacias y tiendas para cosméticos que sirven principalmente a los turistas.

A pesar del declive del kung fu, su influencia aún perservera en el mundo occidental, donde aún se llevan a cabo varios torneos y que ha servido de inspiración a creadores tan variados como Ang Lee y Quentin Tarantino.

(Con información de The New York Times)

Por: Axel Salas

Link copiado al portapapeles

Axel Huémac

@soyunahiena