Link copiado al portapapeles
#Otros deportes

De las calle al ejercicio, así es la nueva revolución egipcia


Tres años después de los acontecimientos de la Primavera Árabe, la sociedad de Egipto ha encontrado en el ejercicio una manera de mantenerse en pie de lucha tras todos los cambios políticos que ha sufrido, sobre todo tomando en cuenta que se trata de la 17ª nación con más obesidad en el mundo.

Enfundados en licras y armados con cascos sobre bicicletas, los jóvenes egipcios han comenzado a congregarse en las calle con el único fin de ejercitarse. Muchos ciudadanos ven este fenómeno como una reacción al reciente régimen de Abdel Fatta El-Sisi, actual presidente del país. Ezzedine C. Fishere, profesor en ciencias políticas en la Universidad del Cairo, explica que las personas que participaron en las actividades de 2010 y 2011 se movieron a las esferas privadas, por lo que muchos se refugiaron en la depresión; otros tantos en el ejercicio. La demanda de lugares para practicar deporte es tanta que docenas de jóvenes se han unido a clases de calistenia que sólo se imparten en la noches, mientras esperan ser aceptados en otros clubs o equipos.

Nirvana Zaher, entrenadora de salud en El Cairo explica que “muchos egipcios no conocieron su verdadera naturaleza hasta después de la revolución, no se daban cuenta que podíamos hacer cosas que jamás imaginamos… La revolución fue un catalizador. Aunque la revolución política haya terminado, internamente la revolución jamás concluirá”.

Ibrahim Safwat, quien fundó en 2012 la asociación Cairo Runners, ha puesto un ejemplo de cómo la unión que propicia el deporte ha mantenido a las autoridades a raya. A pesar de poseer muchos problemas con sus permisos, las actividades de la asociación jamás se detienen pues el gobierno se la piensa dos veces antes de meterse con alguno de los más de 8 mil miembros que posee.

Sin embargo, el estado militar actual no considera el nuevo fenómeno como una amenaza, pues incluso ha acondicionado espacios para que los jóvenes puedan practicar deporte; recientemente se renovó el Centro Juvenil de Gezira, adecuándolo para que se pudiera practicar desde voleibol de playa hasta levantamiento de pesas.  En 2014, Abdel Fatta organizó una rodada en bicicleta con todos su cuerpo militar en señal de apoyo a esta sorpresiva tendencia.

(Con información de New York Times)

Link copiado al portapapeles

Axel Huémac

@soyunahiena