Link copiado al portapapeles
#Otros deportes

Parzival es más importante que un oro olímpico


Pocos son los deportistas que deciden renunciar a una competencia, y más si está en juego una medalla olímpica. Adelinde Cornelissen lo hizo. La ganadora de preseas en Londres 2012 prefirió decir adiós por una noble causa.

La jinete holandesa se percató que la temperatura de su caballo Parzival aumentó antes de iniciar la prueba, aún así iniciaron la competencia; sin embargo, instantes después, Cornelissen decidió bajar del equino y dio prioridad a la salud de su compañero de vida.

Con Parzival, Adelinde logró colgarse la plata individual y el bronce por equipos, en los pasados Juegos Olimpicos. “Con tal de protegerlo, decidí renunciar. Mi compañero, mi amigo, el caballo, lo dio todo siempre por mí a lo largo de toda su vida y no se merecía que yo lo pusiera en peligro”, explicó la jinete en su cuenta de Facebook.

Días después, en la misma red social, Adelinde mostró imágenes de su caballo, en las cuales se le ve recuperado, “feliz y otra vez en forma”.

Link copiado al portapapeles

Adriana Barrón

Periodista. Deportes todo el día, todos los días. Cubro futbol femenil desde 2012. Fan del basquetbol. @adribarronr